Recuerdos

Así fue como un crucero por el Egeo le cambió la vida a la Reina Sofía

La madre de Felipe VI está desaparecida de la escena pública desde que Don Juan Carlos se marchó a Dubai, lo último que se supo de ella fue sobre sus baches de salud.
jueves, 21 de enero de 2021 · 16:58

Sofía de Grecia y Dinamarca, así es el nombre completo de la reina emérita Sofía, esposa de Don Juan Carlos y madre de Felipe VI. Nació un 2 de noviembre en la residencia oficial de su familia en Antenas pero poco vivió en su Grecia natal después de que los alemanas invadieron el país durante la segunda Guerra Mundial, vivió en Egipto, Sudáfrica y posteriormente en Londres y con apenas 15 años, los mismos que tiene actualmente la princesa Leonor, comenzó sus labores reales junto a sus padres.

A tan corta edad y después de haber asistido a un internado en Alemania, la princesa de Grecia y Dinamarca aún no sabía el destino que le esperaba, el cual la llevaría a radicarse en España, que se casaría con Juan Carlos o que a sus 83 años tendría que apartarse más que nunca del ojo público por los escándalos de corrupción de su marido. En ese entonces, disfrutó regresar a su Grecia natal después de la guerra donde trabajó como enfermera infantil.

Nació en Atenas, vivió en África, Egipto y Londres.

En aquel entonces la abuela de la princesa Leonor, una joven de 15 años y más de la realeza, ya estaba lista para casarse, así que sus padres la embarcaron en un crucero crucero Agamenón en el cual coincidió con otros príncipes europeos y en cual conoció a Juan Carlos. Crucero que partió desde el puerto de Venecia un 22 de agosto de 1954 para atravesar las costas del mar Egeo. Una estrategia emprendida por la Reina Federica de Grecia que entre otros motivos era que su primogénita consiguiera un pretendiente.

Pero no fue en ese viaje auspiciado por la madre de Sofía donde surgiría el amor, pero sí fue el escenario ideal para causarle una buena impresión a su actual marido. "Era una de las pocas jóvenes que había conocido capaces de llevar con dignidad una corona real", comentó en una oportunidad el padre de Felipe VI años después al recordar esta travesía por las costas del Egeo. Después de eso, pasarían un par de años más hasta que se volvieran a cruzar en la boda de los duques de Kent, donde realmente inició su historia.

Se conocieron cuando eran adolescentes.

“Nos quedamos en la mesa largo rato hablando en profundidad de muchas cosas, de su vida, de la mía, de religión, de filosofía. Me di cuenta de que Juanito no solo era un hombre encantador sino un ser humano mucho más profundo de lo que aparentaba. Solo al final, me sacó a bailar. Fue un fox lento. Recuerdo que bailamos muy despacito y en silencio”  describió en su biografía la reina emérita el segundo encuentro con el padre de sus hijos.

Con el tiempo lo que parecía un gran romance de película, con el tiempo se desvirtuó y no es un secreto para nadie que los reyes eméritos tienen décadas separados, así como los engaños por parte de Juan Carlos siendo su relación con Corinna Larsen con quien mantuvo una relación de unos 5 años y una serie de negocios millonarios por los cuales ambos están siendo investigados y que impulsaron al marido de Sofía tomar el camino del exilio voluntario para instalarse en Dubai.

Qué se iba a imaginar la madre de Elena que ese chico al cual describió como “un príncipe un tanto gamberro y atolondrado” que por mucho tiempo llamó cariñosamente “Juanito”, cambiaría tanto y la llevarían a estar en un matrimonio desdichado. El cual la puso en el ojo del huracán desde que el rey emérito se marchó.