Yo mando

La reprochable actitud del Rey Juan Carlos para retener en sus brazos a la Reina Sofía

El Emérito usó su autoridad y no le tembló el pulso a la hora de tomar decisiones, con tal de conseguir lo que buscaba.
martes, 12 de enero de 2021 · 17:03

Muchas personas podrían preguntarse porqué sigue en pie un matrimonio después de que se conocen infidelidades y, probablemente, cada uno tendrá su opinión al respecto, pero en el caso de los Reyes de España, siempre se ha intentado desentrañar su relación y cuál es el motivo por el cual estarían tan unidos, al punto de ser inquebrantables. Cuando el año pasado salió a la luz el supuesto romance del Rey Juan Carlos con Corinna Larsen, se alzaron muchas voces disidentes, acusándolo a él de ser poco leal, y a partir de ahí, su figura se vino a pique, a tal punto que huyó del país a tierras lejanas.

Sin embargo, fue contraproducente ya que el Emérito no fue olvidado, por el contrario, estuvo en el centro de atención desde el día uno que piso la frontera y su vida fue expuesta cada vez más y para colmo de males, salió a la venta el libro de la escritora Pilar Eyre, que terminó por hundir a quien fuera alguna vez un ejemplo a seguir. Además de las causas por las cuales la Fiscalía lo investiga, que generaron tal escándalo, están sus amoríos quedaron totalmente opacados.

la Reina Sofía y el Rey Juan Carlos cuando derrochaban amor a cada paso.

Pero como se desveló hace algún tiempo, no siempre la pareja del Monarca y Sofía fue firme, de hecho, habría estado varias veces a punto de desmoronarse y el "para siempre" que se dijeron alguna vez, podría haber quedado solo en palabras. Lo que se dijo en varias oportunidades, es que cuando el Rey le fue a plantear a sus hijos la decisión de separar su vida de la de la Reina, no habría recibido el apoyo que esperaba y por eso nunca lo hizo.

La escritora de "Yo: el Rey", que se encuentra liderando las ventas, narra varias situaciones donde se habría puesto en jaque el amor de ellos y siempre por lo mismo, el alma de conquistador que tenía el padre de Felipe, que no cuajaba en absoluto con una vida familiar. Hace unos días en "Sábado Deluxe", la colaboradora de realeza se explayó sobre lo que pasó en los años 70 que podría haber desencadenado una ruptura sin precedentes.

Según sus palabras, la Emérita le habría dicho "basta" a las continuas traiciones de Juan Carlos y como cualquier mujer en una situación similar, la nubló el juicio y se dispuso a seguirlo, olvidándose que una persona como ella, es observada vaya a donde vaya, sin embargo, lo hizo igual. Su sexto sentido le decía que no se equivocaba y tuvo razón, ya que encontró a su marido en los brazos de otra.

A partir de ahí, la Reina habría tomado la decisión de dejar el país para refugiarse en los brazos de su familia y sin mediar palabra se fue a la India, pero no lo hizo sola, sino que se llevó con ella a sus hijos, lo que provocó el enfado del suegro de Letizia, que llamó a la madre de Sofía y con un supuesto discurso amenazador, la exhortó a que vuelva, ya que en el caso de no hacerlo le iba a quitar a Felipe.

Por lo tanto y a su pesar, la abuela de Victoria Federica, volvió al país junto al Monarca, para seguir con la vida marital, que ya desde entonces no pintaba bien. Luego de eso, se conocieron otras situaciones que habrían hecho peligrar la relación, pero sin embargo, siguió y sigue en pie y aunque parece de ficción, ha sobrevivido a todos los escándalos y siempre con la cabeza en alto, demostrando que las dificultades se resuelven puertas adentro y que los de afuera no cuentan.

Evidentemente, la historia de ellos pesa mucho más de lo que alguien puede imaginar, ya que no debe ser fácil tomar la decisión de separarse de alguien con quien uno construyó un futuro y más aun siendo una persona pública, que está continuamente en el ojo de la tormenta. Cualquier paso en falso, puede provocar catástrofes de dimensiones desconocidas y pareciera que ellos siempre prefirieron la aparente calma, aunque la felicidad quedara relegada.

Otras Noticias