Era el abuelo del Rey Emérito

Reyes en el exilio: las semejanzas de Alfonso XIII y Juan Carlos I

Muchos usuarios están comparándolos en las redes.
martes, 4 de agosto de 2020 · 04:00

Juan Carlos I y su decisión de abandonar España no es novedad en la Casa de Borbón, ya que durante la historia han sido muchos los reyes que decidieron exiliarse e incluso fallecieron fuera del país.

Junto al Rey Emérito, encontramos figuras históricas tan relevantes Carlos IV, María Luisa de Parma y Fernando VII que tuvieron que exiliarse durante el siglo XIX y, durante el siglo pasado, la más reciente que fue Alfonso XIII.

Alfonso XIII de España, llamado "el Africano"​, fue rey de España hasta la proclamación de la Segunda República.

Algunas personalidades políticas, como el presidente de la Generalitat Quim Torra, han comparado a estos dos monarcas e, incluso, algunos usuarios de Twitter han ido más allá hablando de quién vendrá después.

“Se exilió Isabel II, se exilió su nieto Alfonso XIII y ahora se ha exiliado Juan Carlos I que es el nieto de Alfonso XIII, si seguimos esta regla de tres la siguiente borbón en exiliarse sería Leonor”.

La realidad es que las circunstancias fueron muy diferentes, Alfonso XIII abandonó el país cuando en 1931 las candidaturas republicanas ganaron las elecciones municipales de las grandes capitales, mientras que el ex Jefe de Estado lo ha hecho presionado por los casos de corrupción que lo persiguen.

Juan Carlos I abdicó en su hijo en el año 2014 y desde entonces las investigaciones por corrupción no han cesado.

Los historiadores señalan concretamente tres razones para la salida de Alfonso XIII: su alianza con Miguel Primo de Rivera, que protagonizó una dictadura de diez años, la fuerte crisis económica que asolaba España y el desorden social que vivía el país en esos días.

Pero, más concretamente la comparación con el padre de Felipe VI viene de una frase del escritor Ramón María del Valle-Inclán que dijo con la proclamación de la II República y que se ha hecho viral en redes:

“Los españoles han echado al último Borbón, no por Rey sino por ladrón”.

La II República se inauguró el 14 de abril de 1931 y terminó con el principio de la Guerra Civil en 1936.

Alfonso XIII abandonó el país y acabó falleciendo en Roma nueve años después, aunque primero ejerció su influencia sobre Benito Mussolini para que apoyara a Franco en la Guerra Civil.

Muy distinto a Juan Carlos I, quien fue proclamado sucesor por el dictador con el deber de gobernar según los principios del Movimiento Nacional franquista, hecho que desobedeció convirtiéndose en una pieza clave para la restauración de la democracia.

Otras Noticias