La particular residencia

Juan Carlos I: los lujos y secretos de Zarzuela, el palacio que abandona tras seis décadas

Tras su exilio del lugar en que supo vivir por 57 años, repasamos lo que se conoce de la morada del emérito.
martes, 4 de agosto de 2020 · 14:02

El haberse marchado de España coloca a Juan Carlos I bajo todas las miradas, de las que seguramente no podrá salir por mucho tiempo.

Y es que tras su exilio, todas las personas, lugares y pertenencias del emérito son objeto de interés. Entre ellas, su recinto palaciego.

El rey, hoy exiliado

Ubicado a las afueras de Madrid, en el Monte del Pardo, la residencia del Rey fue originalmente construida como un pabellón de caza en el año 1627, por encargo de Felipe IV.

Fue bajo este uso que se mantuvo por los tiempos hasta la llegada de don Juan Carlos, quien a partir de 1962 comenzó a habitarlo como residencia junto a su esposa y familia.

Así es por fuera el recinto

La fama del palacio es innegable. Pero a pesar de esto, hay mucho que no se sabe aún del aposento del monarca, y el público está limitado a lo que la Casa Real decide mostrar.

Conocemos hoy que tiene tres niveles: de los desvanes y sótano de maquinaria en el primero, al despacho del rey Felipe en la primera planta y el salón de audiencias; terminando en los dormitorios del tercer nivel.

El lugar que el Rey supo habitar con su familia

También son conocidas las alas laterales del edificio, anexadas a la edificación original, debido a su uso habitual por la corona en diversos compromisos y audiencias, varias en las cuales don Juan Carlos supo participar.

Pero aún los misterios rodean a la estancia: ¿existe realmente la cámara en que se guardan las joyas? ¿De verdad hay un búnker en el sótano? Son secretos que, por lo pronto, parece que el rey se llevará al exilio.

Otras Noticias