Sorprendente

La Reina Letizia podría hundir para siempre al Rey Juan Carlos por esta razón

La Familia Real continúa lidiando con los escándalos.
martes, 8 de diciembre de 2020 · 14:53

Cuando se trata de la Reina Letizia muchos políticos coinciden en la misma opinión, y este no sería el mismo caso del Rey Felipe y del Rey Juan Carlos, quienes apuntan en su lista de enemigos a conocidas figuras del ejecutivo. 

Moncloa desveló que la imagen de la asturiana está siendo bien valorada, y no solamente por sus seguidores. Irene Montero opina que la monarca resulta ser una persona inteligente e icónica. 

Irene Montero tenía coronavirus en su reunión con La Reina.

Esto fue lo que nos sorprendió al leer la entrevista de la ministra de Igualdad en "Vanity Fair", pues Pablo Iglesias no tolera al Rey Felipe y se pudo creer que ocurría lo mismo entre Montero y la Reina Consorte, pero no fue así. 

Llevaba la reunión bien preparada y hablamos de temas que nos interesan a las dos.

José Bono le dedicó parte de su libro a la Familia Real.

En el libro “Se levanta la sesión”, José Bono desveló la respuesta de la madre de la Princesa Leonor en una conversación, donde él hizo referencia sobre el difícil momento que vivió la ovetense al ser considerada como una plebeya; pues la Reina se casó por amor.

Por su parte, Andrea Levy considera excelente la gestión de la Reina dentro de la cultura, pues la abogada está de acuerdo con los pasos que está dando la monarca y la postura que mantiene a nivel internacional. 

Celia Villalobos y la Reina Letizia se convirtieron en amigas.

Celia Villalobos fue entrevistada por Letizia Ortiz Rocasolano antes de que la periodista se convirtiera en la esposa del, para entonces, Príncipe de Asturias. La exdiputada coincide con Irene Montero y considera que la consorte es una excelente profesional. 

A pesar de haber echado por la borda a casi toda la Familia Real, durante sus polémicas exclusivas, Corinna Larsen halagó a la Reina Letizia y aseguró que la doña es una persona totalmente encantadora ¡Quién lo diría!