El Reino está primero

Lo que el Rey Felipe estaría dispuesto a resignar y cambiar para salvar a la Corona

El Jefe de Estado tiene en claro que hay que mover fichas para que su hija, la Princesa Leonor, pueda reinar con tranquilidad.
miércoles, 30 de diciembre de 2020 · 05:30

Son muchos los escándalos que han sacudido a La Zarzuela este año y es el Rey Felipe quien mejor lo sabe ya que fue el primero en frenar todos los ataques que se le vinieron encima.

Tal es así que ahora, el Jefe de Estado estaría dispuesto a mover sus fichas para salvaguardar la imagen de la Institución y la de su hija, la Princesa Leonor, quien en un futuro será la nueva Reina de España.

El Rey está dispuesto a defender a capa y espada a su hija, la Princesa Leonor.

Es que, desde que el Rey Juan Carlos se vio envuelto en acusaciones por fraude fiscal, las polémicas no pararon de salpicar a la monarquía y, por eso, el soberano puso manos a la obra para empezar un 2021 alejado de los problemas.

Fue el presidente Pedro Sánchez quien adelantó que trabaja, junto a Su Majestad, en una “hoja de ruta de renovación” dispuesta a brindar a la Corona “transparencia, rendición de cuentas y ejemplaridad”.

El Rey y Pedro Sánchez trabajan en conjunto para mejorar la monarquía.

Asimismo, el presidente de Gobierno tildó al Rey de “valiente” por reivindicar los “principios éticos por encima de cualquier consideración familiar” en su discurso navideño.

Por otro lado, Sánchez también explicó que, en su opinión, el monarca “marcó cuál es el rumbo que quiere dirigir la corona”. Y, con respecto a la regulación de la “renovación” aclaró que se irá conociendo “paso a paso”.

La nueva hoja de ruta de la monarquía podría complicar aun más la relación entre Juan Carlos I y Don Felipe.

Sin embargo, el portal “El Confidencial” adelantó que los cambios a los que se arriesgaría el padre de la Infanta Sofía podrían empezar con la derogación del decreto que sitúa al Rey Juan Carlos en la familia Real.

Pero, lo más sorprendente es que, con esta renovación, Don Felipe podría acceder a eliminar la inviolabilidad del Jefe de Estado, pasando por una ley orgánica de la Corona. Algo inesperado, pero es así como el Rey demuestra ser apto para reinar en pleno siglo XXI.