Datos curiosos

Llamadas sin contestar: Jaime Peñafiel reveló cómo fueron los últimos meses de la hermana de Letizia

La joven se quitó la vida un siete de febrero de 2007.
lunes, 28 de diciembre de 2020 · 13:02

Como es de público conocimiento, la Reina Letizia tiene un día en el calendario que no debe querer recordar. Se trata del siete de febrero de 2007, puesto que fue cuando su hermana menor se quitó la vida.

Poco se sabe de aquel fatídico suceso en el que Érika Ortiz Rocasolano causó la tristeza de la esposa del Rey Felipe VI y toda su familia. No obstante, Jaime Peñafiel decidió traer a la palestra de los medios las llamadas de auxilio que hizo la joven meses antes de fallecer.

Este 2021 se cumplirán 14 años de aquel lamentable día en la vida de la soberana nacida en Oviedo.

Me han dejado sola, David. Me siento sola.

De acuerdo al libro del primo de la Reina consorte de España, "Adiós, princesa", la pareja de Antonio Vigo estaba sobrepasada por la situación personal que vivía en aquel entonces, pues él resalta que su tono de voz no era el mismo cuando ella lo llamó.

Érika Ortiz Rocasolano tenía una hija llamada Carla, de su relación con el escultor Antonio Vigo.

Érika estaba más insegura, más frágil y más triste que nunca.

Según el periodista de Granada, la muchacha estaba abrumada a pesar de tener "buena racha" y mejorar su pasado privado, debido a que, se encontraba viviendo en el barrio de Valdebernardo (Madrid) que había sido el hogar de la nuera del Rey Juan Carlos antes de contraer matrimonio con Felipe VI.

La monarca de 48 años abatida de dolor y arropada por su esposo.

La depresión en la hermana de la madre de la Princesa Leonor y la Infanta Sofía habría surgido después de que los medios dieran a conocer su historia de amor extramatrimonial con Roberto García lo que generó "una crisis familiar", tal y como confesó David en su obra impresa.

Finalmente, destacamos que el también abogado señaló para "El Mundo" que Érika Ortiz Rocasolano dejó cinco cartas y su móvil registró diversas llamadas perdidas de su familia cuando hallaron su cuerpo sin vida en la excasa de la Reina Letizia.