Complicado

La salud del Rey Juan Carlos, la gran incógnita de la Familia Real en las navidades

Se espera que el Rey Felipe mencione las irresponsabilidades del exmonarca en su discurso de hoy.
jueves, 24 de diciembre de 2020 · 02:30

Aunque sea difícil de creer, el mayor temor del Rey Juan Carlos se esconde detrás de sus 82 años, varios de los conocidos del exmonarca señalan que podría tener miedo de perder la vida a las afueras de España. 

El deteriorado estado de salud del Rey Emérito no es un secreto. Hace unos días se especulaba que don Juan Carlos tenía coronavirus, algo que desmintió la Casa Real, pero que comenzó a despertar la curiosidad. 

El Rey Juan Carlos continúa siendo investigado.

El diario “Ara” desveló que el padre del Rey Felipe sí estuvo unos días en una clínica en los Emiratos Árabes; sin embargo, se desconoce el motivo de su ingreso y eso nos hace cuestionar sobre el verdadero estado del jubilado. 

“Moncloa" publicó el gran historial clínico del esposo de la Reina Sofía, donde se conoció que ha tenido más de 15 intervenciones y sufre de otitis desde sus 10 años.

El Rey Juan Carlos necesita de alguna ayuda para poder caminar.

¡Y continúan los antecedentes clínicos del exrey! Juan Carlos de Borbón sufrió de hepatitis, se fracturó la clavícula en 1962 y también sufre de dolores de espalda a causa de una terrible caída en su yate Fortuna. 

El padre de Felipe VI sufre de una erupción en la cara, la cual descubrió en 1977, y que todavía persiste. En 1981 el brazo izquierdo del exiliado tuvo que ser intervenido, luego de lastimarse en un juego de squash. 

El Rey Juan Carlos solventó su deuda con Hacienda.

El abuelo de la Princesa Leonor presentó varias fracturas mientras practicaba esquí; el exmonarca estuvo casi un año con muletas. Desde el 2010 el monarca utiliza audífonos que lo ayudan con su sordera. 

Don Juan Carlos fue operado de los pulmones, de la cadera en varias ocasiones y hernias, las cuales le impiden caminar con facilidad. El romano continúa exiliado en los Emiratos, lidiando con la soledad y los deseos de regresar a España para disfrutar de sus últimos años.