Sale a la luz

Los secretos de la escapada sorpresa del Rey Felipe y Doña Letizia a Barcelona

Los soberanos no pudieron comenzar sus vacaciones de Navidad.
martes, 22 de diciembre de 2020 · 09:50

Fue mucho el trabajo que tuvieron el Rey Felipe y la Reina Letizia a lo largo del año dada la crisis sanitaria que afectó al país entero y, por eso, no pararon de recorrer las ciudades más golpeadas. 

A su vez, tanto el soberano como su consorte se encargaron de limpiar de arriba abajo la imagen de la monarquía que tanto se vio manchada por todos los escándalos que rodearon al Rey Juan Carlos, Froilán y Victoria Federica.

La familia Real priorizó a la Princesa Leonor y a la Infanta Sofía. 

Una de las estrategias de las que se hicieron afines Felipe VI y Doña Letizia es de poner a sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, como protagonistas de la Institución y posicionándolas como el futuro de España.

Sin embargo, esto no fue tarea fácil para el hijo de la Reina Sofía y para la experiodista, es por eso que, tras tanto trabajo, se esperaba que esta semana, con la Navidad a la vuelta de la esquina pudieran tener sus merecidas vacaciones.

Felipe y Letizia viajaron a Barcelona a entregar el Premio Cervantes.

Pero, pese a que la Casa de S.M había anunciado que no habría actos oficiales para el Jefe de Estado y la Reina, lo cierto es que ayer por la mañana sí cumplieron con un deber y viajaron de manera secreta y exprés a Barcelona.

Fue el Premio Cervantes el que convocó al hijo del Rey Juan Carlos y a Ortiz a la Ciudad Condal ya que fueron los escogidos para hacerle entrega del mismo al poeta catalán, Joan Margarit en el Palacete Albéniz.

El Rey y la Reina escucharon atentamente al poeta Joan Margarit. 

Estaba previsto que este galardón fuera entregado por el nieto de Pablo de Grecia y la cuñada de la Infanta Elena el pasado 23 de abril en la Universidad de Alcalá de Henares, pero por la pandemia de Coronavirus, el acto fue suspendido hasta ayer.

A modo de precaución, en el acto solo estuvo permitido el ingreso para Margarit, su esposa, sus hijos, sus nietos, Don Felipe y Doña Letizia, quienes escucharon muy atentos la lectura de poemas que el escritor realizó tanto en castellano como en catalán.