Desde Abu Dabi

Ni Felipe ni Letizia, la silla vacía en Navidad que desconsuela al Rey Juan Carlos

El Emérito tiene una tristeza que nadie podrá llenar.
domingo, 20 de diciembre de 2020 · 06:30

La Navidad está a la vuelta de la esquina y toda España ya está en plenos preparativos, menos el Rey Juan Carlos, quien se encuentra a 7.500 kilómetros de distancia y totalmente en solitario.

Hace ya más de tres meses que el Emérito partió sin mirar atrás, primero con rumbo desconocido, hasta que se conoció que aterrizó en secreto en Abu Dabi, donde lo esperaba un hotel lleno de lujos y riquezas.

Don Juan Carlos no escatimó en lujos ni riquezas en Abu Dabi. 

Sin embargo, pasó menos de una semana desde que se confirmó que “Juanitono volvería a casa para la celebración de Noche Buena dada “la crisis sanitaria y ser una persona de alto riesgo”, según rezaba el comunicado que brindó.

Es que, el padre de Felipe VI tuvo que aclarar que pasaría la primera fiesta de fin de año lejos de casa ya que se especulaba, dado que intentó regularizar su deuda con Hacienda, que volvería a La Zarzuela para estar con los suyos.

El Rey Juan Carlos está cada vez más lejos de volver a España. 

Pero no. A Don Juan Carlos no le queda más opción que quedarse alojado en la capital de los Emiratos Árabes Unidos y lejos de su familia mientras todos sus escándalos se corrigen en el país que reinó.

No obstante, estas Navidades también serán bastante dolorosas para el que fuera Jefe de Estado de España y no precisamente por estar tan lejos de sus hijos, sus nietos y su esposa por su propia culpa.

El Rey Juan Carlos tenía una gran devoción por su hermana, la Infanta Pilar. 

Sino que este 24 de diciembre el hijo del Conde de Barcelona extrañará más que nunca a su hermana mayor, la Infanta Pilar de Borbón, quien falleció el pasado 8 de enero tras una larga lucha contra el cáncer.

Tal es así que esta Noche Buena es la primera sin la primogénita de los Condes de Barcelona y el esposo de Doña Sofía no podrá llenar ese vació que su hermana dejó en él ya que estará lejos de todo y todos.