Admirables

El pasado en común de la Infanta Elena y la Princesa Diana que no todos conocen

La hija de los Reyes Eméritos y la exesposa del Príncipe Carlos de Inglaterra son las personas más parecidas de cualquier monarquía.
domingo, 20 de diciembre de 2020 · 05:30

El 20 de diciembre de 1963 los recién casados Juan Carlos de Borbón y Sofía de Grecia celebraban, tras su luna de miel de seis meses, la llegada al mundo de su primogénita y, por entonces, futura Reina de España, Elena de Borbón y Grecia.

Sí. Hoy la Infanta Elena celebra su 57 cumpleaños tras un año que afectó de lleno a la familia Real española y en un momento en el que hay alguien a quien extrañará más de la cuenta, su padre, el Rey Juan Carlos.

En su cumpleaños Elena extrañará mucho a su padre, el Rey Juan Carlos, exiliado en Abu Dabi. 

Pero, pese a que su 2020 fue de lo más caótico, Doña Elena no tuvo una vida de la que se arrepienta ya que estuvo rodeada de lujos y creció, ni más ni menos, dentro del Palacio donde sus padres residían.

No obstante, por más riquezas que la rodearan, la madre de Victoria Federica se convirtió en la primera mujer en hacer historia en la monarquía española olvidándose del lugar que ocupa en el país.

Doña Elena dando clases. 

Es que, en el año 2006, mientras seguía formando parte de la familia Real, la duquesa de Lugo cotizó a la Seguridad Social por un empleo remunerado. Aunque parezca increíble, la hija de los entonces soberanos fue profesora de inglés en un jardín de Infantes de Madrid.

“Elena, Elena”, recibían los niños a la hermana del Príncipe de Asturias sin saber que su rango era mucho más alto del que ellos pensaban. Total, naturalidad e igualdad fue la que pasó la madre de Froilán durante su profesión como maestra.

Diana de Gales también ofició de maestra. 

La historia de la mujer que podría haber sido Reina de España es muy parecida a Diana Spencer, o mejor conocida a Diana de Gales. Ella, hija del Conde de Spencer fue también maestra de jardín de niños en la Young England School en Pimplico, Londres.

Por más que la tía de la Princesa Leonor si pudo llevar su trabajo con suma privacidad, para la madre del Príncipe Harry fue totalmente imposible. Una vez que se conoció su noviazgo con el Príncipe Carlos, los paparazzi estaban al acecho las 24 horas y en 1981, tras su compromiso oficial con el heredero al trono inglés, no tuvo más opción que dejar sus labores.

Otras Noticias