Un trago amargo

La Infanta Elena celebrará sus 57 años entre las tarjetas opacas, la soltería y el Rey Juan Carlos

La hermana del Rey Felipe podría trasladarse hacia los Emiratos Árabes.
viernes, 18 de diciembre de 2020 · 10:29

A pesar de que intenta continuar con su vida, pasan los años y la Infanta Elena sigue siendo perseguida por su pasado; y sobre todo, este 2020 se ha convertido en un carrusel de memorias. 

La primogénita de Juan de Carlos de Borbón podría estar añorando los viejos tiempos. La realidad y la angustia han logrado invadir cada rincón de su hogar, pues, las polémicas continúan en aumento. 

La Infanta Elena también hizo uso de las tarjetas opacas.

La duquesa de Lugo ha sido perseguida por todos los escándalos del Rey Juan Carlos, a quien siempre le ha sido leal, a pesar de que sus irregularidades fiscales salpicaron a Victoria Federica y a Froilán. 

La madrileña está a punto de cumplir 57 años, pero este aniversario no se podrá festejar como era de costumbre. Los Borbón atraviesan por un episodio complicado, y a esto hay que sumarle la crisis sanitaria. 

Juan Froilán, Victoria Federica y la Infanta Elena fueron investigados por la Fiscalía Anticorrupción.

Doña Elena podría ignorar la pandemia, el exilio del exmonarca y, también, el lío de las tarjetas opacas que atormentan a sus dos hijos, pero nada volverá a ser como antes. 

Hace varias semanas atrás, el diario “La Vanguardia” logró ponerse en contacto con un pasajero que regresaba de Abu Dabi, que aseguraba que la Infanta estaba regresando a Madrid.

El Rey Juan Carlos y la Infanta Elena son grandes confidentes.

La hermana mayor del Rey Felipe había visitado, por pocos días, a Juan Carlos I en los Emiratos Árabes, y este viaje quizás se repita. Se conoció que el esposo de la Reina Sofía no regresará para Navidad. 

La primogénita de Sofía de Grecia se ha convertido en un gran sostén para el Rey Emérito y se estima que, a pesar del cambio de planes de don Juan Carlos, se acompañen en las fiestas navideñas, que quizás celebren en Abu Dabi.