Increíble

Se resolvió el misterio del diamante más caro del mundo que lleva el sello de la corona española

Por lo visto, el joyero de la Reina Letizia no está completo del todo.
jueves, 10 de diciembre de 2020 · 17:05

Mucho se ha hablado del joyero de la familia Real española, sobre todo del traspaso de diamantes entre miembros del clan Borbón.

Pero ahora, se ha conocido que, en el traspaso de joyas, hay uno que se perdió y ya no forma parte de la Casa Real de España.

La Reina Letizia es fanática de sus joyas. 

Y, por supuesto, a la Reina Letizia no le gustará en absoluto. Pues su joyero, el que tanto adora, está vacío y le falta parte de las reliquias de la monarquía.

Se trata del Wittelsbach, el diamante azul más caro del mundo y que, hasta 2011, perteneció a Laurence Graff y aún hoy sigue ligado a La Zarzuela.

Así es el diamante más caro del mundo, el cual sigue ligado a la familia Real española. 

Por lo que ha revelado Vanity Fair, el Wittelsbach se descubrió hace más de 400 años y formó parte de la realeza española cuando el Rey Felipe IV estaba al mando.

En un acto de bondad, el entonces Jefe de Estado, le regaló la joya a su hija, la Infanta Margarita Teresa, en 1664, cuando tenía trece años. Porque claro, los monarcas españoles no pueden dejar los lujos ni siendo jóvenes.

El Rey Felipe IV le regaló el diamante a su hija, la Infanta Margarita. 

Luego, en 1772, el diamante dejó de lado a la monarquía española para pasar a formar parte de la familia Real de Baviera, los Wittelsbach.

Pero, tras la primera Guerra Mundial y la disolución de las monarquías en Baviera, la reliquia española pasó a formar parte de la colección de Laurence Graff, quien se lo vendió al exemir de Catar, Hamad bin Jalifa por 67,4 millones de euros.

Otras Noticias