Cumbre del G-7

Reino Unido: el condado de Cornualles toma medidas para garantizar la seguridad de la Cumbre del G7

Después de dos años, el encuentro presencial entre los mandatarios se realizará el próximo fin de semana.
martes, 8 de junio de 2021 · 17:17

El Reino Unido se encuentra reforzando su seguridad, más precisamente en el condado inglés de Cornualles (en inglés Cornwall), ubicado al suroeste del país, el cual albergará este fin de semana la cumbre de los mandatarios de G7.

El primer encuentro físico entre los siete jefes de estado, en más de dos años, se celebrará entre el viernes y el domingo en el resort turístico de Carbis Bay en la ciudad de St Ives, cuyos accesos han sido cerrados por las fuerzas de seguridad el martes.

De acuerdo a la policía local, más de 11.500 efectivos estarán distribuidos en todo la ciudad y las localidades cercanas para evitar cualquier tipo de problema mientras transcurre el encuentro. Además el martes, el gigante buque de guerra británico HMS Tyne llegó a las aguas cercanas de St Ives.

El buque británico en las cercanías de la ciudad costera de St Ives.

"Todo lo que hagamos será proporcionado y será legítimo", declaró el subjefe de la policía de Cornualles. Glen Mayhew, que está a cargo de vigilar la cumbre. "Sabemos que los ojos de los medios de comunicación del mundo estarán sobre nosotros durante los próximos siete días", continuó.

La pequeña localidad costera de St Ives de un poco más de 11.160 habitantes permanecerá “blindada” por las fuerzas de seguridad del Reino Unido hasta que culmine la cumbre, debido a las posibles protestas que se realizarán para causar una gran interrupción en el encuentro para resaltar sus causas.

"Nuestros derechos no se ganaron mediante una protesta tranquila y educada. Nuestros derechos se ganaron siendo ruidosos, perturbadores y molestos", manifestó el grupo Kill The Bill, una de las 20 organizaciones activistas que se han unido a la coalición RG7 (Coalición de Resistencia G7).

Dos efectivos policiales en St Ives.

"Haremos ruido. Seremos disruptivos. Seremos molestos", indicó el grupo a medida que se doblegan los esfuerzos para garantizar la seguridad durante el encuentro que albergará a los jefes de estado de Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido, EEUU y la UE así como los invitados, los primeros ministros de la India y Australia y los presidentes de Corea del Sur y Sudáfrica.

La policía dice que apoya el derecho a las protestas pacíficas y ha asignado cuatro sitios para que se reúnan los manifestantes. Pero la RG7, coalición que también incluye grupos de cambio climático, activistas contra la guerra y anarquistas, ha dicho que los boicoteará.

"El RG7 no habla ni se relaciona con la policía. Los policías no serán bienvenidos en ninguno de nuestros espacios", manifestó el grupo en su sitio web. La organización también indicó que espera que alrededor 1.000 manifestantes se encuentren en St Ives para la cumbre.

Otras Noticias