Italia

Entre manifestaciones y reclamos, vuelven los cruceros a Venecia

Cientos de ciudadanos protestaron en contra del primer viaje por la ciudad, de una de las enormes embarcaciones en 18 meses.
domingo, 6 de junio de 2021 · 17:26

La reapertura del turismo en Europa tras alrededor de un año y medio ha revitalizado un debate de suma importancia para la ciudad italiana de Venecia, se trata del el arribo y partida de los cruceros, especialmente los cuáles atraviesan el canal Giudecca, ubicado cerca del centro histórico de la localidad.

El sábado, partió el primer crucero de la ciudad en más de 18 meses, sin embargo algunos residentes locales y embajadores de organizaciones medioambientales, protestaron frente a la gigantesca embarcación, urgiendo que cambie su ruta.

El crucero Orchestra, de más de 92.000 toneladas y 16 pisos de alto, propiedad de la empresa basada en Suiza, MSC, fue recibido por una pequeña armada de botes de madera que portaban banderas con el mensaje "No Big Boats" (No Barcos Grandes), mientras viajaba por el Canal de Giudecca.

Manifestantes en Venecia frente al crucero de MSC.

El primer ministro italiano Mario Draghi se comprometió a erradicar los cruceros de la laguna de Venecia para el próximo invierno,  pero alcanzar ese objetivo llevará tiempo. A su vez, una solución provisional no es probable antes del próximo año y sacar los barcos de la laguna podría llevar varios años.

De acuerdo a la asociación Cruise Lines International (CLIA), la ciudad se ha convertido en uno de los destinos de cruceros más importantes del mundo en las últimas dos décadas, sirviendo como un lucrativo punto de inflexión para 667 cruceros en 2019 que transportaron a casi 700.000 pasajeros.

El domingo, en declaraciones al medio estadounidense NBC News, uno de los organizadores de la manifestación contra el paso de los cruceros, Tommaso Cacciari indicó que “ya no podemos aceptar que solo por el negocio de unos pocos, insulten a la ciudad de esta manera”.

Mario Draghi, primer ministro de Italia.

“Algunos dicen que somos la ciudad más hermosa del mundo”, manifestó. “Somos una ciudad muy frágil, una ciudad muy singular, por lo que no podemos adaptar la ciudad a los cruceros. Si quieren venir a Venecia, (las embarcaciones) tienen que ser menos contaminantes, más pequeños y mucho más seguros", continuó.

Los manifestantes declararon que los enormes botes están arruinando el frágil ecosistema marino y la arquitectura de la ciudad, que ya está en peligro por el aumento de las aguas del mar. Cuando estos navegan por el canal Giudecca en el medio de Venecia, los manifestantes dicen que los cruceros mueven mucha agua que erosiona lentamente el piso del canal y aplasta los cimientos submarinos sobre los que se construyó la ciudad.

El crucero MSC Orchestra saliendo de Venecia.

Con respecto al debate, Francesco Galietti, director de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros de Italia, manifestó que la comunidad local quería que los barcos regresaran después de los estragos económicos que la pandemia causó en la economía italiana. 

“Se nos ha pedido que regresemos”, dijo Galietti. "Estamos felices de contribuir a la prosperidad de Venecia". De acuerdo a la Autoridad Portuaria de Venecia, el negocio de los cruceros representa el 3% del PIB de la ciudad y hay alrededor de 4.000 puestos de trabajo que dependen de él.

Otras Noticias