República Checa

El premier checo, Andrej Babiš se enfrenta a la fiscalía de la UE por presunto caso de corrupción

El mandatario viene de "sobrevivir" a un voto de confianza por el mismo caso en su parlamento el jueves.
viernes, 4 de junio de 2021 · 16:57

El primer ministro de República Checa, Andrej Babis, sobrevivió a un voto de confianza en su parlamento local, en el cual estaba en juego su permanencia en el poder, el cual ostenta desde diciembre de 2017.

El mandatario de centroderecha había sido sometido a este proceso por el pobre manejo de su país con respecto a la crisis del coronavirus y sobre el uso de fondos recibidos por parte de la Unión Europea destinados específicamente para apaciguar el desastre económico originado por la pandemia.

Solo 89 de los 93 legisladores de la oposición votaron el jueves por la noche, tras una sesión de casi 14 horas para derrocar al gobierno de Babis, muy por debajo de los 101 necesarios en la cámara baja compuesta por 200 escaños.

Andrej Babis al ingresar a una reunión del Consejo Europeo.

El movimiento centrista ANO 2011 del mandatario es parte de un gobierno minoritario aliado con los socialdemócratas de izquierda (CSSD), que recientemente ha perdido el apoyo del Partido Comunista, sin embargo este se negó a votar en contra del gobierno y se abstuvieron de la votación.

BABIS PODRÍA SER ACUSADO POR LA UE POR LA GESTIÓN DE LOS FONDOS EUROPEOS

A pesar de haber sobrevivido a la votación de ayer, el premier checo podría ser procesado por la justicia de la Unión Europea sobre un presunto conflicto de intereses. El mandatario es acusado de recibir fondos del bloque para su propio beneficio.

La controversia se remonta a inicios de este año donde una compañía agrícola local, de la sociedad comercial Agrofert, propiedad de Babis, recibió subsidio por parte de los fondos otorgados al país por la UE en el marco de los ingresos de emergencia para apaciguar la crisis económica generada por el coronavirus.

La sede central de la sociedad comercial Agrofert en Praga, República Checa.

Los fiscales locales y del bloque alegan que la compañía no debió haber recibido dicho dinero, debido a que este estaba destinado a negocios más chicos. El jueves un fiscal de República Checa manifestó a la agencia de noticias AFP, que el caso había sido remitido a la nueva fiscalía europea. 

La autoridad, que comenzó a trabajar el 1 de junio bajo las ordenes de Laura Codruța Kövesi, es responsable de la lucha contra el fraude en la UE y también supervisará la distribución del plan de recuperación de 750.000 millones de euros que fue repartido a los 27 estados miembros.

La policía checa ha recomendado anteriormente que el primer ministro sea acusado por el presunto fraude de la UE. Babis, el quinto ciudadano checo más rico, ha negado haber actuado mal.

Sin embargo, un informe reciente de la Comisión Europea encontró por separado que el mandatario tiene un conflicto de interés, que involucra a su antiguo imperio empresarial. El primer ministro checo tuvo "una influencia decisiva sobre los fondos fiduciarios de la UE", concluyó el reporte.

Otras Noticias