Estados Unidos

El FBI atribuye a un grupo criminal ruso el ataque cibernético a la empresa de carne vacuna JBS

La agencia también informó que intentará llevar al grupo criminal REvil a la justicia.
jueves, 3 de junio de 2021 · 16:44

El jueves, el FBI ha concluido en que un grupo criminal cibernético procedente de Rusia estuvo detrás de un ataque a la compañía de abastecimiento de carne más grande del mundo y de Estados Unidos, el cual sucedió el pasado domingo.

La agencia de investigación también informó que está trabajando para llevar al grupo de hackers REvil a la justicia por el ataque a la compañía brasileña, de distribución de carne vacuna, JBS.

A raíz del ataque, la empresa tuvo que suspender sus operaciones en Estados Unidos, Canadá y Australia, lo que producirá un desabastecimiento de carne en esos países y a las naciones a la que exportan.

Una de las sedes del FBI, en Washington D.C.

"Hemos atribuido el ataque de JBS a REvil y estamos trabajando diligentemente para llevar ante la justicia a los actores de la amenaza", manifestó en un comunicado el FBI. "Seguimos centrando nuestros esfuerzos en imponer riesgos y consecuencias y responsabilizar a los actores cibernéticos responsables", continuó.

El crimen cometido por el grupo ruso fue a través de la técnica “ransomware” que funciona como una especie de chantaje, al imponer un software maligno en bases de datos u otras secciones cibernéticas de una empresa, y después pedir una recompensa monetaria para deshabilitarlo.

REviL, también conocido como Sodinokibi también ha cometido un ataque de ransomware a la empresa tecnológica norteamericana Apple el pasado mes de abril y de acuerdo al gobierno de Estados Unidos, otros grupos de hackers rusos han apuntado a los departamentos de Comercio y del Tesoro de EEUU a finales del año pasado.

Una planta de la empresa Colonial Pipeline en Alabama, Estados Unidos.

A su vez, el mes pasado, un grupo criminal con presuntos vínculos a Rusia, llamado DarkSide, atacaron la empresa Colonial Pipeline, encargada de uno de los suministros más grandes de gas en Estados Unidos.

El gobierno norteamericano ha recomendado en el pasado que las empresas no paguen a los delincuentes por los ataques de ransomware, en caso de que inviten a más ataques en el futuro. Sin embargo Colonial ha confirmado que pagó la suma de 4,4 millones de dólares (3,6 millones de euros) a la banda de delincuentes para que sus servicios vuelvan a funcionar.

Joe Biden, presidente de Estados Unidos.

El miércoles, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, indicó que debatirá sobre este tema con el presidente ruso Vladimir Putin en la cumbre entre los dos mandatarios en Ginebra que se llevará a cabo en dos semanas.

Por otro lado, JBS declaró el jueves que reanudara sus operaciones en territorio estadounidense, donde se encuentran sus cinco plantas más grandes a nivel global. La compañía, no ha revelado si pagó a los piratas informáticos para que sus servicios vuelvan a funcionar.

Otras Noticias