Pasajeros

Las respuestas que esperabas sobre los viajes en aviones

El piloto con más experiencia explica los motivos curiosos de algunas prácticas durante los vuelos.
lunes, 28 de junio de 2021 · 12:11

Las prácticas que se llevan a cabo en los aviones en forma rutinaria siempre han despertado curiosidad a los pasajeros. Nick Eades, el piloto que en la actualidad tiene más experiencia al mando de un Boeing 747, ha explicado algunos de los motivos detrás de estos protocolos. 

Uno de los interrogantes más habituales hace referencia a la indicación a los pasajeros al momento del aterrizaje de subir las persianas de sus ventanillas, y la razón por la que en ese momento se atenúan las luces de la cabina. 

Eades ha dado una respuesta doble a esta incógnita. Gran parte del origen de la medida radica en las guerras civiles africanas de la década del 70, cuando dos aeronaves de vuelo comercial, iluminadas en su interior, fueron derribadas por guerrilleros. 

La medida de atenúar las luces de la cabina es una previsión que estimula el ojo humano. 

Pero la razón fundamental por la cual se aplica esta normativa es una previsión para algún caso de emergencia durante un aterrizaje nocturno, estimulando la adaptación del ojo humano al cambio lumínico. 

Lo que hacemos ahora es atenuar el avión para aterrizar de noche y levantar las persianas para que la gente pueda ver y también para que sus ojos se ajusten a la luz. 

El experimentado piloto de aviones Nick Eades ha respondido a varias de las inquietudes de los viajeros.

En el portal LADbible, el experimentado piloto de aviones también ha despejado otra de las dudas de los viajeros: la eficacia de la denominada posición de apoyo -colocar las manos sobre la cabeza en inclinarse- ante un posible accidente. 

 Lo que estás tratando de hacer es evitar que la gente se rompa el cuello con un gran impacto. 

La posición de apoyo en los aviones evita que los pasajeros se rompan el cuello ante un impacto.

El conductor aeronáutico ha aleccionado a los pasajeros curiosos afirmando que se trata "de poner el cuerpo en una posición en la que sufrirá el menor daño", teniendo en cuenta que "ese movimiento repentino de la cabeza puede provocar lesiones graves, si no la muerte".

Otras Noticias