Estados Unidos

EEUU: Biden conmemora la masacre de Tulsa en su centésimo aniversario

El presidente se convirtió en el primero en ejercicio en visitar la localidad donde, hace 100 años, más de 300 ciudadanos afroamericanos fueron asesinados.
miércoles, 2 de junio de 2021 · 09:13

El martes por la noche (madrugada en horario peninsular español), el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha conmemorado el centésimo aniversario de la masacre de Tulsa en un acto presencial en la ciudad del estado de Oklahoma.

De esta manera, el mandatario se convirtió en el primero en ejercicio en visitar el sitio, en donde entre el 31 de mayo y 1 de junio de 1921, un grupo nacionalista provocó el fallecimiento de más de 300 ciudadanos afroamericanos, destrozando y quemando sus casas y negocios.

El trágico evento es apodado “Black Wall Street” por la comunidad local. Durante su discurso, el presidente suplicó a Estados Unidos que confrontara su pasado y admitiera que un hilo de odio va desde Tulsa hasta las demostraciones más recientes de supremacía blanca en Charlottesville, Virginia, y en el Capitolio en Washington el pasado 6 de enero.

Una placa que conmemora la masacre de Tulsa en el centro de la ciudad.

En el acto del martes se encontraban tres sobrevivientes de la masacre, Viola Flethcher, Huges Van Ellis y Lessie Benningfield, a quienes Biden les indico que “son los tres supervivientes conocidos que quedan de una historia que se ve en el espejo vagamente, pero ya no”. “Ahora, su historia será conocida a la vista”, continuó.

La masacre del distrito de Greenwood de Tulsa, ciudad ubicada al norte del estado sureño de Oklahoma, ha sido un evento que Estados Unidos ha querido olvidar, ya que no fue enseñado en las escuelas, ni siquiera en la región, hasta mediados de la década de 2000.

A su vez, esta fue borrada de los registros policiales y aquellos que amenazaron con romper con el tabú enfrentaron desaprobación o amenazas de muerte. Incluso muchos residentes afroamericanos prefirieron no cargar a sus hijos con la historia.

Lessie Benningfield, Viola Flethcher y Huges Van Ellis, los sobrevivientes de la masacre de Tulsa, presentes en el acto del martes.

“Durante demasiado tiempo, la historia de lo que sucedió aquí se contó en silencio, envuelta en tinieblas. Pero el hecho de que la historia esté en silencio no significa que no haya tenido lugar y, aunque la oscuridad puede ocultar mucho, no borra nada”, manifestó Biden.  “Algunas injusticias son tan atroces, tan horribles, tan graves que no pueden ser enterradas, no importa cuánto lo intente la gente. Así es aquí: solo con la verdad puede llegar la curación, la justicia y la reparación”, continuó.

El mandatario también observó una exhibición en el Centro Cultural de Greenwood y calificó el evento como uno de “los peores de nuestra historia”. “Debemos conocer lo bueno, lo malo, todo. Eso es lo que hacen las grandes naciones. Llegan a un acuerdo con sus lados oscuros y somos una gran nación”, continuó.

Joe Biden en su visita al Centro Cultural Greenwood el martes.

El jefe de estado de 78 años también prometió que su administración abordaría el racismo desde sus raíces, expandiendo los contratos federales con pequeñas empresas desfavorecidas e invirtiendo decenas de miles de millones de dólares en comunidades como Greenwood, realizando nuevos esfuerzos para combatir la discriminación en la vivienda.

Por último, Biden caracterizó la masacre de Tulsa como “un acto de odio y terrorismo doméstico” que va en “línea directa que todavía existe hoy". "Solo cierra los ojos y recuerda lo que viste en Charlottesville hace cuatro años en la televisión", continuó en referencia a una manifestación ultranacionalista en la ciudad de Virginia, donde fallecieron 3 personas y otras 33 resultaron heridas.