Alpes franceses

La "nieve de sangre" podría ser una de las señales del cambio climático

Con la llegada de las altas temperaturas, se derrite y el color blanco empieza a modificarse.
martes, 15 de junio de 2021 · 23:14

Como se puede ver en las imágenes, la superficie de los Alpes franceses muestra una “nieve de sangre”, como se la conoce, por su color rojizo entremezclado con el blanco.

Con la llegada del verano, este proceso también llamado “sangre de glaciar”, “nieve de sandía” o “nieve de fresa” tiene un origen natural y corresponde con la decoloración de microalgas.

Las microalgas transmitidas por la nieve ayudan a formar la base de la red alimentaria de un ecosistema montañoso y probablemente reaccionen a la contaminación y al cambio climático de manera similar.

Estudian el fenómeno.

De esta manera, el coordinador del proyecto que estudia el fenómeno en las montañas de entre 1.000 y 3.000 metros de altura AlpAlga, Eric Maréchal, explicó sus conjeturas, citado por La Vanguardia.

Así como la contaminación rica en nutrientes alimenta la proliferación de algas en el océano, los nutrientes entregados a la cima de la montaña en forma de precipitación y viento podrían, en teoría, alimentar la proliferación de algas en los Alpes.

En este sentido, Maréchal, que también es director del Laboratorio de Fisiología Celular y Vegetal en Grenoble de Francia, señaló que “el aumento de los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera teóricamente también podría estimular el crecimiento de las algas”.

Esto está bien para las algas, pero estos cambios podrían desencadenar un efecto dañino de bola de nieve en el ecosistema circundante.

 

Por último, hizo hincapié en que “la nieve roja” aparecerá “con más frecuencia”, “potencialmente en detrimento de otros organismos en el medioambiente”.

Estas líneas de investigación no solo deberían desentrañar los misterios ‘la nieve de sangre’, sino también brindar información sobre cómo el ecosistema de los Alpes podría cambiar a medida que el clima se calienta.

De todas formas, el especialista advirtió que el estudio es limitado y habrá que esperar a mayores investigaciones para establecer cómo impactará este proceso en el futuro.

Otras Noticias