Europa

Reino Unido: más de 800.000 inquilinos temen ser desalojados cuando termine la cuarentena

Cerca de 400.000 británicos ya recibieron avisos al respecto.
martes, 1 de junio de 2021 · 10:10

El impacto más fuerte de la pandemia del coronavirus en Reino Unido y el mundo es, sin lugar a duda, la salud de las personas. Sin embargo, también produjo daños directos e indirectos como la crisis económica en sus diversas variantes.

En este sentido, el Gobierno británico impuso la prohibición de desalojos en Inglaterra para salvaguardar los efectos de la pandemia y contener a las familias en sus hogares.

No obstante, cuando finalice la cuarentena podría también terminar la medida que protege a los ciudadanos y ciudadanas de Reino Unido que no son propietarios.

Polly Neate, directora ejecutiva de Shelter.

En tanto, de acuerdo con la información brindada por la Fundación Joseph Rowntree, aproximadamente 400.000 inquilinos ya recibieron avisos de desalojos.

Asimismo, otras 450.000 familias se encuentran en mora con el pago de los alquileres, por lo que también sufren la intranquilidad de no saber cómo será su futuro.

Por su parte, la directora ejecutiva de la organización benéfica Shelter, que defiende el derecho a un hogar digno y seguro, Polly Neate, mostró su preocupación por lo que podría ser el “principio del fin” para muchas personas que alquilan.

Inquilinos en Inglaterra.

Así que, muy tristemente, podríamos estar viendo el comienzo de un camino hacia la falta de vivienda para muchas de esas personas.

De esta manera, en una entrevista en la BBC Radio 5 Live, Neate señaló que uno de cada cuatro inquilinos, es decir 1.8 millones de británicos, podrían perder su hogar en poco tiempo.

Finalmente, una de las medidas que ayudaba a las personas que estaban en esta situación era que los plazos de notificación de desalojo se habían ampliado a seis meses en Reino Unido.

A pesar de que aún la pandemia no terminó, a partir del 1 de junio ese período de tiempo se redujo a cuatro meses. Por esta razón, la organización Shelter se reunió con la Asociación Nacional de Propietarios de Viviendas para proponer una serie de disposiciones financieras a corto plazo para enfrentar la situación.