Vacuna contra el coronavirus

Dinamarca se convierte en el primer país en suspender el uso de la vacuna de Johnson & Johnson

La medida retrasará la campaña de inmunización del país por lo menos cuatro semanas.
martes, 4 de mayo de 2021 · 00:00

El lunes la nación nórdica de Dinamarca se convirtió en el primer país del mundo en suspender el uso de la vacuna contra el coronavirus fabricada por la farmacéutica estadounidense Johnson & Johnson, también conocida cómo la vacuna Janssen.

El país, que al igual que la mayoría de los miembros de la Unión Europea, tiene autorizadas cuatro inmunizaciones y ya suspendió el uso de dos de estas, debido a que el mes pasado dejó de administrar la vacuna de AstraZeneca.

La autoridad sanitaria danesa indicó en un comunicado que había encontrado que "los beneficios de usar la vacuna COVID-19 de Johnson & Johnson no superan el riesgo de causar el posible efecto adverso en quienes reciben la vacuna".

Varios ciudadanos hacen fila por ingresar a un centro de vacunación en Dinamarca.

La entidad también explicó que la suspensión de este fármaco, que equivale a un tercio de los suministros contratados de vacunas contra el COVID19, provocará una demora en el cronograma de inmunización de más de cuatro semanas.

Dinamarca, que hasta ahora ha vacunado completamente al 11,5% de su población, ha reabierto gradualmente la sociedad desde principios de marzo a medida que las tasas de infección han descendido, incluido el servicio en interiores en restaurantes y cafés y la entrada de aficionados al fútbol en los estadios.

Una ciudadana danesa recibe una inyección de una vacuna contra el coronavirus en Copenhague. 

Explicando la medida la autoridad sanitaria manifestó:

Teniendo en cuenta la situación actual en Dinamarca, lo que estamos perdiendo actualmente en nuestro esfuerzo por prevenir la enfermedad grave por COVID19 no puede superar el riesgo de causar posibles efectos secundarios en forma de coágulos de sangre graves en las personas que vacunamos.

La acción por parte del país nórdico llega menos de 20 días después de que la EMA (Agencia Europea del Medicamento) haya informado que encontró un posible vínculo entre la vacuna de Johnson & Johnson y problemas raros de coagulación de la sangre en adultos que recibieron dosis de esta en los Estados Unidos. 

Sin embargo, la agencia de la UE aclaró que los beneficios generales de la vacuna son mayores contra cualquier riesgo y llegó a la conclusión de que se debe agregar una advertencia sobre coágulos sanguíneos inusuales con plaquetas bajas en las etiquetas de la vacuna, tal como se le pidió a AstraZeneca.