Bielorrusia

Rusia prohíbe el ingreso de algunas aerolíneas de la UE a su espacio aéreo

La medida del Kremlin llega tras las prohibiciones de algunas empresas del bloque con respecto al incidente aéreo del miércoles en Minsk, Bielorrusia.
jueves, 27 de mayo de 2021 · 18:17

El jueves, cuatro días después del incidente del vuelo de Ryanair en Minsk, al que le siguieron una fuerte serie de medidas contra el gobierno de Bielorrusia por parte de la Unión Europea, Rusia, el máximo aliado del país presidido por Alexander Lukashenko, respondió a los castigos emitidos por el bloque.

A través de una serie de medidas, el Kremlin prohibió a varias aerolíneas de países miembros de la UE a ingresar a espacio aéreo ruso y evidentemente aterrizar en Moscú. La instrucción llega en modo de respuesta tras la decisión de estas empresas a dejar de sobrevolar el espacio bielorruso y prohibir el ingreso de Belavia (aerolínea estatal con sede en Minsk) a volar hacia países del bloque.

Las autoridades aéreas de Rusia han obligado a cancelar los vuelos de Austrian Airlines y Air France desde Viena y París, respectivamente, a Moscú. Ambas empresas son parte de las que suspendieron sus vuelos a Minsk tras lo ocurrido el domingo.

Un avión de la aerolínea bielorrusa estatal, Belavia.

Ambas compañías estaban siguiendo una recomendación de la Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea (EASA). No está claro si la represalia de Moscú es temporal o indica un enfrentamiento más duradero, lo que a su vez podría conducir a contramedidas contra la aerolínea nacional rusa Aeroflot.  

Las medidas llegan tras el "secuestro" de un avión de Ryanair el domingo, que volaba entre Grecia y Lituania, el cual fue forzado aterrizar en Minsk por una presunta amenaza de bomba y derivó en el arresto de dos pasajeros a bordo, el periodista opositor Roman Protosevich y su novia rusa, Sofia Sapega.

Roman Protosevich, opositor bielorruso.

LA ONU INVESTIGARÁ LO OCURRIDO EL DOMINGO EN MINSK

La represalia de Rusia coincide con el día en que la Organización Internacional de Aviación Civil de la ONU (OACI) acordó en lanzar una investigación en la decisión del presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, de frenar la vuelta de Protosevich a Lituania, su lugar de exilio, mientras los gobiernos se apresuran a disuadir posibles incidentes similares.

Un portavoz del consejo de la OACI, en el cual se encuentran, Estados Unidos, Rusia, Alemania y Francia, así como otros 32 estados miembros celebró una "sesión excepcional" para "compartir y revisar la última información disponible, y discutir" la puesta a tierra forzada de la aeronave en Minsk.

Por otro lado los ministros de Asuntos Exteriores del G7 que se reunirán en junio en el Reino Unido, pidieron la liberación inmediata e incondicional de Protosevich, junto con todos los demás periodistas y presos políticos. Además, según un comunicado, están considerando nuevas sanciones a Bielorrusia.

Alexander Lukashenko, presidente de Bielorrusia.

Los cancilleres acusaron a Lukashenko de poner en peligro la seguridad de los pasajeros y la tripulación y pidieron a la OACI que aborde urgentemente el desafío a sus reglas y estándares.

El presidente bielorruso sostendrá conversaciones el viernes en Sochi con el presidente de Rusia, Vladimir Putin. De acuerdo a la BBC, es probable que el destino de Sapega se decida en la reunión, dependiendo de si Putin interviene en su nombre. Hasta ahora, el Kremlin ha expresado poca preocupación por su detención, pero ha repudiado las acciones de la UE tras lo sucedido el domingo.