Francia

El expresidente francés, Nicolas Sarkozy es acusado de financiamiento ilegal durante su campaña

En caso de ser encontrado culpable, el exmandatario podría afrontar un año de cárcel.
jueves, 20 de mayo de 2021 · 16:49

El expresidente de Francia, Nicolás Sarkozy se enfrenta a un juicio que empezó este jueves, en el que es acusado por financiamiento ilegal durante su campaña presidencial de 2012, en la cual perdió ante Francois Hollande.

El mandatario del país galo de 2007 a 2012 y líder en ese entonces del partido UMP (Unión por un Movimiento Popular), no estuvo presente en el inicio del juicio en una corte en París, pero ocupará el banquillo el próximo mes.

Sarkozy, quien ya fue sentenciado a prisión el pasado mes de marzo por corrupción y tráfico de influencias, será juzgado por el caso apodado como “Bymaglion”, el nombre de la compañía que organizó los actos de campaña del exmandatario hace 9 años.

Nicolás Sarkozy tras su audiencia en marzo.

El político de 66 años esta siendo acusado de haber gastado casi el doble de la cantidad máxima legal de 22,5 millones de euros en sus extravagantes motines en estadios alrededor de Francia.

Un juez de instrucción concluyó que Sarkozy y su séquito más cercano decidieron realizar “mítines espectaculares y costosos”. El expresidente niega haber actuado mal. Su equipo legal ha manifestado que no estaba al tanto de ninguno de los detalles de la organización y el pago de los mítines porque estaba demasiado ocupado dirigiendo el país.

Además del exmandatario, otras 13 personas están siendo acusadas de haber establecido o beneficiarse de un plan de facturación falso para cubrir millones de euros en exceso de gasto en los mítines. Los fiscales argumentaron que los contables advirtieron a Sarkozy que la campaña iba a superar el límite de gasto de 22,5 millones de euros, pero que insistió en realizar más eventos. Finalmente, la campaña gastó casi 43 millones de euros.

Nicolás Sarkozy en uno de sus actos de campaña en 2012.

A diferencia de algunos de los acusados, Sarkozy no está acusado de fraude, sino del delito menor de financiación ilegal de campañas, en caso de que sea declarado culpable, el exmandatario corre el riesgo de hasta un año de prisión y una multa de 3.750 euros.

Este es uno de los varios juicios que debe afrontar el expresidente, ya que también está bajo investigación en un caso de corrupción donde habría recibido dinero del exdictador de Libia, Muamar el Gadafi para su campaña presidencial de 2007 y en enero se abrió una nueva investigación sobre posibles conexiones de tráfico de influencias con una empresa rusa.

Además, el exmandatario tendrá una audiencia adicional para modificar su sentencia del primer caso en el que fue declarado culpable, la cual es de un año pero puede ser cumplida bajo arresto domiciliario y donde tendrá que usar un brazalete electrónico todo el tiempo.

Otras Noticias