Caribe

República Dominicana levanta una valla de alta tecnología en su frontera con Haití

La barrera instalada en la mitad de la isla caribeña se construyó para controlar la inmigración irregular y el contrabando, entre otras acciones ilegales.
martes, 11 de mayo de 2021 · 18:19

El martes, tras más de dos meses de obras, República Dominicana ha finalizado la construcción de una extensa valla en su frontera con Haití, “para frenar la inmigración”.

La barrera de 4 metros de altura de 23 kilómetros de largo se ubica en los pasos fronterizos de Jimaní y Elías Piña, ubicados en el centro de la isla caribeña. Las autoridades dominicanas aseguraron que la extensión de esta continuará hacia el norte del territorio.

Además de su imponente extensión y altura, la barrera construida por el ejército de República Dominicana, cuenta con un alambre de cuchillas y sensores de movimiento, así como una larga red de cámaras de vigilancia y reconocimiento facial. 

Guardias fronterizos en una de las instalaciones de la valla que divide la isla de La Española.

La instalación de la moderna valla pretende controlar la inmigración irregular, además de cohibir el contrabando, el tráfico de armas y de drogas, así como el robo de vehículos y de ganado.

El tramo más extenso de la barrera arranca en las orillas del lago Azuei y serpentea por las áridas colinas que bordean la ciudad dominicana de Jimaní, la más próxima al paso fronterizo situado en la carretera que comunica las capitales de Santo Domingo y Puerto Príncipe.

Los cruces que cubre la valla será vigilada a todas horas por el Cuerpo Especializado en Seguridad Fronteriza Terrestre de República Dominicana (CESFRONT) y según la entidad, la barrera corta en dos los senderos pedregosos que eran utilizados por los contrabandistas y traficantes para acceder a terreno dominicano desde el lago.

Miles de migrantes haitianos en un cruce fronterizo con República Dominicana.

Las obras de la valla fueron anunciadas a finales de febrero por el presidente dominicano, Luis Abinader, durante un discurso ante el Congreso Nacional. 

Por su parte el general José Manuel Durán, comandante del CESFRONT aseguró que las obras restantes de la barrera no cubrirá los 380 kilómetros de la frontera con Haití, ya que no será necesario en las zonas montañosas, y solo se instalará en "lugares neurálgicos", que actualmente son considerados como "vulnerables".

Actualmente, existen varias empresas interesadas en el proyecto de la extensión de la nueva valla, cuyas obras deberían empezar antes del final del año. Según fuentes militares, la extensión probablemente comenzará a construirse por Pedernales, el paso fronterizo más meridional y el menos transitado entre Haití y República Dominicana.

Otras Noticias