Medio Oriente

20 fallecidos en un intercambio de cohetes entre Israel y la milicia palestina de Hamás

Antes de los ataques las fuerzas de seguridad israelí realizaron una redada en la mezquita de Al Aqsa, provocando más de 300 heridos.
lunes, 10 de mayo de 2021 · 19:16

Tras uno de los fines de semana más violentos en lo que va del año, Israel y Palestina intercambiaron ataques armados el lunes, tras que la milicia palestina (y partido político) Hamás haya lanzado cohetes desde su territorio a Jerusalén y la nación hebrea haya respondido con un ataque a la franja de Gaza.

De acuerdo al Ministerio de Sanidad de Palestina (controlado por Hamás), 20 personas fallecieron por los ataques, mientras que las autoridades israelíes ordenaron evacuar el parlamento local tras alertas de un posible ataque dirigido al recinto gubernamental.

Las autoridades de Hamás en la franja de Gaza habían amenazado con atacar Israel tras las confrontaciones del sábado por la noche en Jerusalén entre fuerzas de seguridad israelíes y ciudadanos palestinos, que dejaron más de 200 heridos.

Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel.

El ejército de Israel confirmó que ha provocado el fallecimiento de al menos tres efectivos de la milicia de Hamás. "Hemos comenzado, y repito, hemos comenzado, a atacar objetivos militares en Gaza", declaró a la prensa el portavoz militar israelí y teniente coronel Jonathan Conricus.

A su vez, el primer ministro de la nación hebrea, Benjamin Netanyahu manifestó que Hamás había "cruzado una línea roja" y que Israel respondería "con gran fuerza". Además indicó que quien ataque al país “pagará un precio muy alto”.

ENFRENTAMIENTOS EN LA MEZQUITA DE AL AQSA

Efectivos israelís en las afueras de la mezquita de Al Aqsa.

Durante la mañana del lunes, antes del intercambio de ataques armados entre Gaza y Jerusalén, las fuerzas policiales de Israel realizaron una redada en el sagrado templos de Al Aqsa ubicado en la Ciudad Vieja de Jerusalén. 

Dicha operación resultó en enfrentamientos con ciudadanos palestinos, de los cuales 305 resultaron heridos y 228 de estos tuvieron que ser hospitalizados. Por otro lado, 21 agentes israelíes sufrieron lesiones.

La celebración anual del Día de Jerusalén tuvo que ser cancelada debido a los enfrentamientos. Dicha fecha marca el aniversario de la captura de Jerusalén Este por parte de Israel en 1967 y en su celebración miles de nacionalistas hebreos marchan por el centro de la localidad y también cerca de sitios sagrados musulmanes.

Ciudadanos palestinos en Jerusalén durante los disturbios.

Muchos palestinos consideran el evento como una provocación deliberada. La marcha de este año también habría tenido lugar en los últimos días del mes sagrado islámico del Ramadán.

RESPUESTA INTERNACIONAL

A raíz de lo sucedido, la comunidad internacional empezó a realizar esfuerzos para detener la violencia. Un funcionario palestino manifestó a la agencia de noticias Reuters que Egipto, Qatar y las Naciones Unidas, que han mediado treguas entre Israel y Hamés en el pasado, estaban en contacto con el líder del grupo, Ismail Haniyeh.

Por su parte, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, indicó que Hamás necesitaba poner fin a los ataques con cohetes "inmediatamente", y agregó que “todas las partes deben reducir la escalada".