América Latina

Emergencia en Brasil: por primera vez supera los 4.000 fallecidos diarios por coronavirus

Los contagios no ceden y los hospitales están saturados.
miércoles, 7 de abril de 2021 · 13:56

La situación epidemiológica en Brasil ya supera cualquier tipo de crisis sanitaria y directamente es una emergencia humanitaria a la que el mundo debe prestar atención.

En este sentido, el gigante sudamericano es uno de los epicentros de la pandemia del coronavirus y desde marzo no para de superar sus propios récords de casas y decesos diarios.

Fosas comunes en Brasil.

En tanto, según la Universidad Johns Hopkins, en las últimas 24 horas se registraron 86.979 nuevos casos de COVID 19 y 4.195 personas perdieron la vida a causa de la enfermedad.

Asimismo, teniendo en cuenta estas estadísticas, Brasil acumula 13.100.580 ciudadanos infectados y 336.947 fallecidos desde el inicio de la pandemia.

Jair Bolsonaro, presidente brasilero.

Con estas cifras totales, el país que preside Jair Bolsonaro es el segundo más afectado del mundo, solo por detrás de Estados Unidos, y el primero en Latinoamérica.

Al respecto, el presidente brasileño continúa en su posición de no establecer medidas restrictivas como un confinamiento estricto para bajar la circulación del virus y, de esta manera, aliviar al sistema sanitario.

A su vez, de acuerdo con el Instituto de Salud Fiocruz, los pacientes de coronavirus ocupan el 90 % de las camas de unidades de cuidados intensivos.

Campaña de vacunación en Brasil.

Por otro lado, la saturación no se grafica únicamente en la cantidad de camas sino que también en los esfuerzos de los trabajadores de la salud y en los insumos médicos como la escases de suministro de oxígeno y sedantes.

En lo que respecta a la campaña de vacunación, según los datos del proyecto Our World in Data, hasta ahora se inmunizó el 8 % de la población de Brasil con, al menos, una dosis.

Finalmente, Fiocruz detectó 92 variantes de coronavirus en esa nación, con la mutación P.1, conocida como la cepa de Manos o brasileña, que significa una fuerte preocupación para la región latinoamericana y el mundo.