América Latina

Uruguay: del país modelo a ser el que más contagios mundiales tiene por millón de habitantes

En Semana Santa fallecieron más ciudadanos que en todo 2020.
martes, 6 de abril de 2021 · 09:12

La situación epidemiológica de Uruguay es uno de los mejores ejemplos para graficar la actualidad de la pandemia en Sudamérica: aumentan los casos a un ritmo sin precedentes en la región.

En este sentido, dicho país había podido controlar los casos por las características de su población, territorio y la gestión de su Gobierno. Sin embargo, la tendencia al alza dejó de ser una proyección para convertirse en una realidad.

Luis Lacalle Pou, presidente uruguayo.

En tanto, vale recordar que Uruguay cuentan con apenas 3,5 millones de habitantes, lo que significó un beneficio para controlar la circulación del virus. No obstante, con la llegada de las variantes brasileras como la de Manaos, los contagios se descontrolaron.

De esta manera, según los datos de la página que sistematiza la información referida a la pandemia, Our World in Data, solo durante Semana Santa, que fueron días feriados y turísticos, se registraron 186 fallecidos. En comparación, en todo 2020 se contabilizaron 174 decesos a causa de la enfermedad.

Por otro lado, con 837 casos, Uruguay pasó a liderar la lista de los países con más contagios por millón de habitantes y el sistema de salud está al borde de la saturación.

Estadísticas de Our World in Data basado en el relevamiento de la Universidad Johns Hopkins.

Por su parte, el Ministerio de Salud informó que la cantidad de ciudadanos contagiados desde el inicio de la pandemia alcanza los 117.757 y 1.101 son los fallecidos.

Asimismo, las características de su población vuelven a ser una buena noticia para el país: aplicó más de 785.000 dosis del fármaco contra el coronavirus, lo que significa un 20 % de sus habitantes. En este aspecto, se ubica en segundo lugar, solo por detrás de Chile, que ya inmunizó al 36 %.

Avanza la campaña de vacunación.

CRÍTICAS AL GOBIERNO

El presidente de Uruguay, Luis Alberto Lacalle Pou, asumió su cargo el 1 de marzo de 2020, por lo que su mandato fue estrictamente referido a la pandemia del coronavirus.

No obstante, fue un referente en la región por los sectores conservadores y neoliberales que lo elogiaron por no imponer medidas restrictivas y mostrar resultados óptimos en cuento a la cantidad de contagios y fallecidos.

En este contexto, se podría decir que Lacalle Pou pecó de soberbia porque, comparado con los otros países sudamericanos, se vanaglorió de respetar “la libertad”, confiar en “la responsabilidad” individual ciudadana, y otros eslóganes de la derecha latinoamericana.

Lacalle Pou se vacunó contra el coronavirus.

En consecuencia, ahora enfrenta las críticas de algunos sectores de la sociedad uruguaya y, principalmente, de la oposición liderada por el Frente Amplio, que gobernó esa nación desde 2005 hasta 2020.

Por último, a pesar de no decretar una cuarentena estricta, el presidente uruguayo tomó medidas restrictivas como la suspensión de la obligatoriedad de las clases presenciales, cerró las fronteras, los clubes y gimnasios. Además, limitó la cantidad de pasajeros en larga distancia y en las reuniones sociales.

Finalmente, habrá que ver si amplía las medidas restrictivas para ganar tiempo en el plan de vacunación y los efectos de la inmunización comienzan a vislumbrarse en el país.