Turquía

Turquía se alista para el confinamiento más estricto desde que inició la pandemia del coronavirus

El jueves el país otomano entrará a una cuarentena estricta que durará 3 semanas.
miércoles, 28 de abril de 2021 · 02:45

Turquía, el cuarto país más afectado por la pandemia del coronavirus a nivel global en cuanto al promedio de nuevos casos diarios en los últimos siete días impuso su confinamiento más estricto hasta la fecha.

El lunes en la noche, el gobierno liderado por Recep Tayyip Erdogan ha anunciado un confinamiento “total” el cual durará tres semanas y empezará en la noche del jueves, y durará hasta la mañana del lunes 17 de mayo.

El martes el Ministerio del Interior anunció los detalles de las nuevas reglas que se aplicarán durante el proceso de confinamiento, entre las cuáles se encuentra la prohibición de los viajes interurbanos y el cierre de cadenas de supermercados los domingos.

Turistas pasean por las calles de Estambul en uno de los últimos días antes de que inicie el confinamiento estricto,

Por su parte las tiendas de abarrotes, los supermercados más grandes, las fruterías, las carnicerías y las pastelerías permanecerán abiertas entre las 10 a.m. y las 5 p.m, el mismo horario que cumplían durante los últimos fines de semana, donde se regía un toque de queda nocturno de viernes a domingo. 

Los ciudadanos podrán comprar en esos lugares, pero sólo en aquellos que se encuentren a poca distancia de su hogar. No habrá ningún límite de tiempo para las entregas de sitios web de comercio electrónico, mientras que los restaurantes y cafés solo podrán servir entrega a domicilio y sin límite de tiempo.

El lunes, mientras se anunciaba el confinamiento, el presidente Recep Tayyip Erdogan manifestó que las restricciones tendrán un "precio alto" en el turismo, el comercio y la educación y declaró que el objetivo es reducir las infecciones diarias a 5.000. El martes Turquía reportó 43.301 casos y viene promediando alrededor de 49.000 contagios diarios en las últimas siete jornadas.

Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía.

“HUIDAS” DE ESTAMBUL 

Un día después del anuncio de las restricciones miles de ciudadanos de la localidad más poblada de Turquía, Estambul, se concentraron en las principales terminales de buses para dirigirse a pueblos cercanos, sobrepoblando las estaciones y haciendo que varios sitios web de venta de pasajes dejen de funcionar debido a la alta demanda. 

“Ves el bullicio por aquí. Estamos más ocupados que nunca. Es como una época de vacaciones. Cuando se anunció (el cierre), la gente empezó a huir”, manifestó Salim Tay, un trabajador de una empresa de autobuses en la estación Democracia del 15 de Julio, a la agencia de noticias local Demirören (DHA). 

Ciudadanos a punto de abordar un autobus de una terminal de Estambul.

Las infecciones y los decesos se dispararon después de que Turquía levantara las restricciones parciales en marzo, cuando el gobierno probó un esfuerzo de "normalización controlada" al clasificar las provincias de Turquía en cuatro niveles de riesgo. Ese intento fracasó y el virus se extendió por varias ciudades y provincias.

El martes la nación reportó 346 nuevos fallecimientos, elevando el número de decesos totales a más de 39.000 desde que comenzó la pandemia. El número de infectados absoluto es de más de 4,7 millones y de acuerdo al Ministerio de Sanidad, el 57% de las camas de terapia intensiva está ocupado.