Pandemia

Coronavirus: varias naciones cierran sus fronteras con la India por la expansión de una nueva cepa

Bélgica, Filipinas y Camboya cerrarán sus viajes con el país asiático debido a la situación que se vive ahí gracias a una variante doblemente mutante.
miércoles, 28 de abril de 2021 · 03:45

Debido a la crítica situación que la India está presenciando debido a la expansión de una cepa doblemente mutante de coronavirus, varias naciones han decidido cerrar sus fronteras con el país asiático este martes, para así prevenir la llegada de variantes altamente peligrosas.

Durante la jornada de ayer Filipinas, Camboya y Bélgica han decidido vetar los vuelos proveniente del subcontinente asiático para no presentar una nueva ola de la infección en sus territorios con la nueva cepa.

El portavoz presidencial de Filipinas, Harry Roque manifestó a través de un comunicado, que los viajeros que vengan de India o aquellos con historial de viajes a ese país en los últimos 14 días tendrán prohibido ingresar al país desde el 29 de abril hasta al menos el 14 de mayo.

Harry Roque, vocero de la presidencia de Filipinas.

A su vez, Camboya también ha anunciado una medida parecida que entrará en vigor el jueves. Las dos naciones se unieron a muchas otras como el Reino Unido e incluso España, tras cerrar su frontera con la India.

BÉLGICA CIERRA FRONTERAS CON LA INDIA, SUDÁFRICA Y BRASIL

El martes el gobierno belga anunció el cierre de fronteras con las naciones de Brasil, India y Sudáfrica, debido a que presentan tres variantes del coronavirus, las cuáles han sido catalogadas cómo más peligrosa por su nivel superior de transmisión. 

"El transporte de pasajeros por avión, tren, bote o bus, incluidos los(viajes de) tránsito de la India, Brasil y Sudáfrica hacía Bélgica será prohibido”, manifestó la oficina del primer ministro belga, Alexander De Croo.

Alexander De Croo, primer ministro de Bélgica.

El gobierno belga destaca que los que quieran volver al país de los tres países mencionados tendrán que cumplir con una cuarentena al llegar a la nación y tendrán que ser testeados por coronavirus dos veces durante una semana, en caso de desobedecer estas medidas, serán multados con 250 euros.

Las restricciones impuestas por Bélgica son parecidas a las emitidas por Francia hace dos semanas, donde destacan la importancia de negar el ingreso de nuevas cepas de la infección a su territorio.