Italia

Tras siete meses de cierre, Italia se prepara para reabrir sus comercios no esenciales

El lunes, 14 de las 20 provincias italianas podrán reabrir una gran parte de su economía por primera vez desde octubre del año pasado.
sábado, 24 de abril de 2021 · 04:00

Italia, la segunda nación europea con más fallecimientos a causa del coronavirus y una de las seis que registró más de 3 millones de infecciones desde que inició la pandemia, se prepara para reabrir gran parte de su economía el próximo lunes.

Tal cómo fue anunciado hace una semana, 14 de las 20 regiones del país, incluidas las de Lacio (donde se encuentra la capital Roma) y Lombardía (donde se ubica Milán) podrán reabrir sus restaurantes, bares y cines, los cuales cerraron sus puertas desde octubre.

Estas dos provincias, que incluyen las dos ciudades más pobladas del país, pasarán a ser “zonas amarillas”, una medida que de acuerdo al semáforo epidemiológico de la nación indica qué regiones están en un riesgo moderado con respecto a la propagación del COVID 19.

Las calles de Roma desiertas por las ultimas restricciones por el coronavirus.

Ambas provincias han sido designadas como zonas rojas o naranjas, las cuáles indican un riesgo serio con respecto a la enfermedad que ya provocó más de 118.000 decesos en toda Italia.

De acuerdo a la FIPE (Federación Italiana de Ejercicios Públicos), los restaurantes italianos perdieron unos 37.700 millones de euros, equivalente a alrededor del 40% de sus ingresos anuales debido a la crisis del coronavirus en 2020.

Sin embargo, el gobierno italiano prevé mantener un toque de queda que iniciaría a las 10 p.m, a pesar de las solicitudes de los partidos de la coalición y los gobernadores regionales de retrasarlo hasta las 11 p.m. El viernes Italia reportó 342 decesos y 21.069 infecciones, elevando sus cifras a más de 3.3 millones de contagios y 118.699 fallecimientos desde que inició la pandemia.

EL VATICANO VACUNO A 600 CIUDADANOS ROMANOS EN SITUACIÓN DE CALLE 

El viernes el Vaticano continuó con su campaña de vacunación contra el coronavirus dedicada exclusivamente a los ciudadanos romanos en situación de calle, donde la Santa Sede administró la segunda dosis del fármaco de Pfizer a 600 personas.

El Papa Francisco durante la campaña de vacunación el viernes.

La campaña se lleva a cabo en la sala Pablo VI del Vaticano y bajó la supervisión del Papa Francisco quien se acercó al salón a agradecer a los voluntarios y todos los involucrados en el programa.

Ayer la jornada fue especial debido a que se celebraba el día de San Jorge. Al finalizar la inoculaciones, el Papa ofreció a todos un trozo de un huevo de chocolate hueco gigante, una tradición de Pascua en Italia.

Francisco animó a los médicos voluntarios a "continuar con su compromiso" de ayudar a los pobres, y el cardenal Konrad Krajewski, expresó el agradecimiento del Papa y a todos los que ayudaron con el proyecto de vacunas, que también incluyó una donación de fármacos a países en vías de desarrollo.

Otras Noticias