Asia

La segunda ola del coronavirus causa un colapso sanitario y desabastecimiento de oxígeno en la India

El país ha reportado más de 314.000 casos nuevos el jueves, un récord mundial en cuanto a infecciones en un solo día.
jueves, 22 de abril de 2021 · 19:17

El jueves India, el segundo país más afectado por el coronavirus a nivel global en cuanto a contagios totales ha registrado el récord de más casos de la infección en un solo día, reportando casi 314.835 y 2.104 decesos en solo 24 horas.

Una nueva cepa llamada B1617, que por primera vez se detectó en el país en octubre, ha sido la máxima responsable de la situación actual debido a que, al igual que otras variantes del coronavirus, es una cepa más contagiosa.

La nación de más de 1,3 mil millones de habitantes está luchando contra una segunda ola, lo que genera más temores sobre su abrumado sistema de atención médica. En las últimas jornadas se han formado multitudes fuera de los hospitales en las principales ciudades de India que están llenas al máximo. Varias personas han fallecido mientras esperaban oxígeno.

LA DRAMÁTICA SITUACIÓN EN LOS HOSPITALES DE LA INDIA, UN SISTEMA COLAPSADO

Ciudadanos en una ambulancia en el estado de Gujarat, India.

"Nosotros, como médicos, nosotros en el hospital, se supone que debemos dar vida", declaró Sunil Saggar, director ejecutivo del hospital Shanti Mukand en Delhi, quebrándose mientras hablaba con los medios locales. “Si ni siquiera podemos darles oxígeno, ¿Cuál es la situación? El paciente morirá”, continuó.

El suministro de oxígeno ha sido un problema particular, ya que varios hospitales en la capital, Delhi, se agotaron por completo el jueves, según el viceministro principal de la ciudad, Manish Sisodia y a su vez, en muchos otros hospitales se están quedando peligrosamente bajos de suministros.

En el estado de Maharashtra al oeste del país, 24 ciudadanos fallecieron cuando el suministro de oxígeno a sus ventiladores se acabó debido a una fuga. El estado, que representó la mayoría de los casos nuevos anunciados el jueves, endureció su confinamiento a última hora de la noche del miércoles, indicando que los viajes en vehículos privados solo se permitirían para emergencias médicas y que solo los trabajadores de la salud y los empleados del gobierno pueden usar el sistema de trenes.

Una paciente en un hospital en la región india de Maharashtra.

El jueves, cuando los hospitales advirtieron que los suplementos estaban disminuyendo rápidamente, el primer ministro indio Narendra Modi celebró una reunión para intentar poner fin a la crisis. Pidió a los funcionarios que encontraran formas de producir más oxígeno, mientras les decía a los estados que redujeran "fuertemente" a cualquiera que acumule suministros.

A raíz de la situación, algunos gobiernos foráneos decidieron incluir a India en su “lista roja” de países con los que cerrarán fronteras aéreas, estos fueron Singapur, Reino Unido y Australia, quienes prohibieron vuelos de ida y vuelta al país asiático desde el próximo viernes.

Un trabajador sanitario a las afueras de un hospital en India.

El miércoles se registraron un total de 2.104 fallecimientos, un récord para la India, que ha abrumado a los crematorios. Un crematorio al este de Delhi se vio obligado a construir piras funerarias en su estacionamiento para hacer frente a la demanda.

Antes del jueves, el récord del mayor número de casos diarios registrados en cualquier parte del mundo era de 300.310, establecido por Estados Unidos el 2 de enero. Desde el inicio de la pandemia, India ha registrado 15,93 millones de casos, más de 1 millón fueron reportados en los últimos cuatro días.

Otras Noticias