Norteamérica

Estados Unidos otorgará un permiso temporal para los venezolanos residentes

El objetivo del Gobierno de Joe Biden es legalizar la situación.
martes, 9 de marzo de 2021 · 12:11

Joe Biden llegó a la Presidencia de Estados Unidos con varias promesas pero, fundamentalmente, con llevar a cabo políticas totalmente opuestas a las que ejecutó su predecesor, Donald Trump.

En este sentido, el líder republicano hizo gala de su discurso antimigratorio y llegó a construir, aunque sin terminar, un muro en la frontera con México. Además, respecto de Latinoamérica, Venezuela siempre fue objeto de sus críticas y el modelo de todos los males existentes.

Joe Biden, presidente de EE.UU.

Tan solo vale recordar en su campaña, previo a las elecciones que perdió contra Biden, Trump aseguró que si ganaba el candidato demócrata Estados Unidos iba rumbo a Venezuela. En definitiva, un argumento utilizado por la mayoría de los líderes conservadores de diversas partes del mundo.

Con este contexto, el Gobierno de Biden anunció que lanzará un permiso de Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés), para que los venezolanos puedan trabajar legalmente en dicho país.

Al respecto, el secretario de Seguridad Nacional de EE.UU, Alejandro Mayorkas, explicó que esta medida ampara a las personas que puedan demostrar su residencia a partir del 8 de marzo de 2021.

Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad Nacional de EE.UU.

Asimismo, según el comunicado publicado por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), el permiso finaliza en septiembre de 2022.

Por otro lado, los cálculos que estima la Casa Blanca rondan entre los 320.000 venezolanos, que tendrán que tramitar la solicitud ante los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos.

Biden busca regularizar la situación de los migrantes.

Finalmente, un alto funcionario de la Administración Biden adelantó a la agencia AP que revisarán sus políticas de penalización hacia Venezuela.

EE.UU. no tiene prisa para levantar las sanciones a Venezuela, pero las está revisando para asegurarse de que sean eficaces y no castiguen innecesariamente a los venezolanos.

De esta manera, en el caso de que así lo hagan, será una forma de autocrítica hacia las políticas de bloqueo contra el país sudamericano. De todas formas, aún resta lo más importante: que las palabras se concreten en hechos.