Pandemia

Carnivac-Cov: la primera vacuna del mundo contra el coronavirus para animales desarrollada por Rusia

Los investigadores aseguran que varios países están interesados en el fármaco.
miércoles, 31 de marzo de 2021 · 10:00

Así como Rusia fue el primer país es registrar una vacuna contra el coronavirus, la Sputnik V, también es el primero en anunciar un fármaco contra la misma enfermedad pero para animales.

En este sentido, el subdirector del Servicio Federal para la Vigilancia Veterinaria y Fitosanitaria ruso (Rosseljoznadzor), Konstantín Sávenkov, fue el encargado de dar a conocer la noticia ante los periodistas.

Diferentes animales formaron parte de las pruebas.

En tanto, la vacuna fue desarrollada por el Centro Federal para la Protección de la Salud Animal de Rusia y fue denominada como Carnivac-Cov.

Los resultados de las investigaciones permiten concluir que la vacuna es innocua y tiene una alta actividad inmunogénica.

De esta manera, Sávenkov brindó algunos de los detalles de los resultados obtenidos hasta el momento a partir de las pruebas llevadas a cabo en perros, gatos, zorros, zorros polares, visones y otros animales.

En Dinamarca hubo un contagio masivo de visones.

Todos los animales vacunados que participaron en los ensayos desarrollaron anticuerpos contra el coronavirus en el 100 % de los casos.

No obstante, todavía no tienen los suficientes datos para dar algunas precisiones sobre, por ejemplo, la duración de la protección del organismo. Sin embargo, el director sostuvo que, como mínimo, podrían decir que sería efectiva por seis meses.

Por otro lado, los investigadores hicieron hincapié en que no hay evidencias científicas de la posibilidad de la transmisión de la COVID 19 de animales de compañía a humanos.

No hay evidencias de la transmisión de la enfermedad de animales de compañía a humanos.

De todas formas, sí confirmaron que pueden contraer el SARS-CoV-2 como así también otro tipo de coronavirus, como sucedió en Dinamarca con los visones.

Por último, informaron que la Carnivac-Cov podría comenzar a producirse en abril y algunos países como Grecia, Polonia, Austria, Singapur, Estados Unidos y Canadá mostraron su interés en el fármaco de Rusia.