América Latina

Con más de 200 mil fallecidos, México admite que no registró el 60 % de las víctimas por coronavirus

Las autoridades cómo llegaron a esa conclusión.
martes, 30 de marzo de 2021 · 11:59

Si se toman en cuenta las estadísticas mundiales, México llama la atención por la cantidad de fallecidos por coronavirus que tiene en relación con los contagios registrados.

En tanto, según los datos de la Universidad Johns Hopkins, dicho país suma más de 2,2 millones de infectados y se ubica decimocuarto a nivel global en esa categoría.

Andrés Manuel López Obrador, presidente mexicano.

No obstante, en cuanto a la cantidad de personas que perdieron la vida a causa de la enfermedad, México está en tercer lugar, con 201.832 víctimas y solo por detrás de Estados Unidos y Brasil.

En este contexto, la Secretaría de Salud mexicana informó que, cuando el 13 de febrero informaron 182.301 decesos, en realidad deberían ser 294.287. Es decir, un 61,9 % más.

Al respecto, la explicación que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador brinda es que entre 2020 y 2021 se estimaban aproximadamente 846.499 defunciones por otros motivos. Sin embargo, en ese período se reportaron 1.263.501 muertes.

Ruy López, director general del Cenaprece.

Por lo tanto, hay un excedente de 417.002 personas que perdieron la vida y la cifra se atribuye, en parte, a la pandemia del coronavirus y otros padecimientos asociados.

Por su parte, el director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), Ruy López, sostuvo que el Sistema de Información de la Vigilancia Epidemiológica de Enfermedades Respiratorias (SISVER) es el organismo del que se basa la Secretaría de Salud para contabilizar los fallecimientos.

El SISVER es un sistema de vigilancia que toma los datos confirmados y son parte del sistema de vigilancia de las personas que llegaron a atenderse, que están hospitalizadas y que están en el sistema.

Los trabajadores de la salud están saturados.

De esta manera, como sucede en la mayoría de los países del mundo, cuando los sistemas de salud están saturados o trabajan a contra reloj, las muertes que suceden en domicilios particulares o por fuera de los hospitales a veces no son registradas.

Siempre hemos reconocido que hay un grupo de personas que lamentablemente fallecieron que no están dentro de nuestro sistema de vigilancia.

Por último, el dato de los certificados de defunción le sirve al Gobierno de México para tomar una total dimensión de los efectos de la pandemia ya que incluye todos los decesos ocurridos.