Coronavirus

Las Azores marcan un hito en la vacunación contra el coronavirus en toda Europa

La isla de Corvo se convirtió en la primera región en haber vacunado a todos sus ciudadanos con las dos dosis del fármaco contra el COVID19.
jueves, 18 de marzo de 2021 · 02:30

La isla de Corvo, una de las 9 que componen el archipiélago paradisíaco de Azores en medio del océano atlántico y que pertenecen al país vecino de Portugal se han convertido en la primera porción de tierra de Europa en haber inmunizado a toda su población contra el coronavirus.

Los 400 habitantes de la isla más pequeña de la región lusa han recibido las dos dosis de la vacuna contra el coronavirus, lo que ha llevado a que sus residentes puedan vivir una vida normal sin restricciones donde ni siquiera el uso de mascarillas es obligatorio.

Los ciudadanos han sido inmunizados con la vacuna de Pfizer/BioNtech, de acuerdo a Euronews, los últimos habitantes recibieron su segunda dosis el pasado sábado. "Ya estamos viviendo una vida muy cercana a la normalidad", manifestó el doctor local Antonio Salgado. "¡Y ahora lo será aún más!", exclamó.

Estudiantes en el cráter Caldeirao, uno de los sitios más visitados en Azores, Portugal.

Maltratado por el clima del Atlántico norte y, a veces, hambriento de suministros vitales, la lejanía de Corvo suele ser una desventaja, pero ahora se convirtió en la localidad más eficaz de Portugal y Europa en la lucha contra la pandemia de coronavirus.

Al igual que la mayoría del archipiélago de Azores, la economía de Corvo depende del turismo, debido a la escasez de visitantes por la pandemia, la isla está casi desierta y las visitas de estudiantes de secundaria locales al cráter Caldeirao dominan la isla.

Un ciudadano es vacunado en la isla de Corvo.

De acuerdo a Carla Santos, una profesora local, la isla solo tuvo un caso de coronavirus desde que inició la pandemia, el cual llegó de Portugal peninsular, sin embargo la localidad “continuó viviendo normalmente aquí mientras seguía las reglas emitidas por el Ministerio de Salud” local.

El gobierno luso decidió vacunar completamente la isla sin pasar por grupos prioritarios. El funcionario de salud local Clelio Meneses explicó que la cantidad de vacunas necesarias para inmunizar a Corvo no afectaría los lanzamientos en otras partes de Azores. "Lo único responsable era vacunar a toda la población de una sola vez para crear un territorio inmunizado", manifestó.

José Manuel Silva, alcalde de la isla de Corvo.

La pequeña isla solo tiene un ventilador y no cuenta con un hospital por lo cual un brote de la infección pudiera haber sido fatal y devastador. "Teníamos mucho miedo de que viniera alguien y nos contaminase a todos, como desde un barco", declaró Goreti Melo, una de las dos enfermeras de la isla.

"La propagación hubiera sido desastrosa y muy rápida", declaró el alcalde de Corvo, José Manuel Silva, quien recordó que algunos de sus electores querían que se cerrara la isla. "Solo tenemos una panadería por lo que inevitablemente todos vamos a los mismos lugares", continuó.

Otras Noticias