América Latina

México descubre un yacimiento de petróleo de 600 millones de barriles de crudo

El hallazgo ocurrió en el sur del país.
martes, 16 de marzo de 2021 · 08:34

Los trabajadores de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) encontraron un nuevo yacimiento de petróleo que generó una gran expectativa en las autoridades de la compañía y en los funcionarios del Gobierno de México.

En este sentido, el presidente de dicha nación, Andrés Manuel López Obrador, sin dar demasiados detalles sobre el hallazgo, adelantó la noticia el 12 de marzo.

Andrés Manuel López Obrador, presidente mexicano.

Descubrimos un campo petrolero en Tabasco muy grande, grande, grande.

En tanto, el estado de Tabasco se ubica al sur del país latinoamericano y en esa misma zona también se localiza el poso terrestre Dzimpona, cerca de la refinería de Dos Bocas.

Asimismo, López Obrador confirmó la magnitud del yacimiento en su rueda de prensa matutina. Al respecto, se estima que se podría producir más de 600 millones de barriles de petróleo.

Refinería de Dos Bocas.

De todas formas, el 18 de marzo, en el aniversario de la Expropiación Petrolera de 1938, se brindarán más precisiones a la prensa y la ciudadanía de México.

Por otro lado, la realidad financiera de Pemex no es para nada buena y atraviesa una crisis fiscal desde hace varios años. En tanto, el Gobierno de López Obrador culpabiliza a las gestiones de los expresidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Vale recordar que ambos mandatarios se fueron del Ejecutivo acusados de diversos casos de corrupción y, en una buena medida, el actual jefe de Estado logró ganar las elecciones con la promesa de revertir la impunidad de la clase política en el país.

Los expresidente mexicanos, Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón.

Tal es así, que López Obrador llegó a acusar a los anteriores presidentes de querer “quebrar a Pemex” y a la Comisión Federal de Electricidad, con el propósito de llevar a cabo un presunto negocio de privatización en manos extrajeras.

Por último, la empresa petrolera mexicana no fue ajena a la crisis de la pandemia del coronavirus y durante 2020 registró la producción más baja de los últimos 41 años, con 1.595.000 barriles diarios de crudo.