Crisis Climática

Un estudio revela que las sequías en Europa han sido las más extremas en los últimos 2.000 años

Los científicos indicaron que el calentamiento global es el principal responsable de la gravedad de estos fenómenos en el continente.
lunes, 15 de marzo de 2021 · 17:24

Un estudio, publicado el lunes en la revista científica "Nature", ha revelado que la serie de olas de calor y sequías que se presenciaron en Europa desde 2014 han sido las más extremas de los últimos 2.000 años.

Para llegar a esta conclusión, los expertos analizaron los anillos de los árboles que se remontan al imperio romano, los científicos indicaron que el calentamiento global era la causa más probable del reciente aumento del calor extremo en el continente.

Antes del reciente aumento, el estudio también indicó un secado gradual del clima de verano en Europa central durante los últimos dos milenios. Los científicos descartaron la actividad volcánica y los ciclos solares como causas de esta tendencia a largo plazo y creen que los cambios sutiles en la órbita de la Tierra son el origen.

Una sección seca de la reserva de Entrepeñas en Guadalajara, Castilla.

"Todos somos conscientes del grupo de veranos excepcionalmente calurosos y secos que hemos tenido en los últimos años", manifestó al diario "The Guardian" el profesor Ulf Büntgen, de la Universidad de Cambridge, autor principal del reporte. “Nuestros resultados muestran que lo que hemos experimentado es extraordinario. La serie no tiene precedentes en los últimos 2000 años", continuó.  

De acuerdo a los investigadores, las olas de calor han tenido consecuencias devastadoras, causando miles de fallecimientos prematuros, destruyendo cultivos y provocando incendios forestales. Los bajos niveles de los ríos detuvieron parte del tráfico marítimo y afectaron el enfriamiento de las centrales nucleares. Los climatólogos predicen olas de calor y sequías más extremas y frecuentes en el futuro.

El lago seco de Debar, ubicado al oeste de Macedonia del Norte.

Los científicos dijeron que los cambios en la posición de la corriente en chorro y la circulación del aire sobre Europa causaron sequías, y que el cambio climático probablemente fue el factor subyacente. “El cambio climático (hizo) que las condiciones extremas se volverán más frecuentes, lo que podría ser devastador para la agricultura, los ecosistemas y las sociedades en su conjunto”, manifestó Büntgen.

Por su parte Mirislav Tranka, profesor del centro de investigación CzechGlobe de Brno, República Checa, quien fue parte del estudio indicó que el fuerte aumento de las sequías fue particularmente alarmante para la agricultura y la silvicultura. “El fallecimiento regresivo sin precedentes de los bosques en gran parte de Europa central corrobora nuestros resultados”, declaró.

¿CÓMO SE DESARROLLÓ EL ESTUDIO? 

Un ejemplo del anillo de roble extraído de República Checa y analizada para el estudio. Fuente: (Ulf Büntgen).

Los investigadores analizaron 27.000 anillos de crecimiento de 147 robles. Los robles vivos se utilizaron durante el siglo pasado y luego se transformaron en madera de edificios antiguos como iglesias. Para la Edad Media, los investigadores utilizaron robles que se habían conservado en depósitos fluviales o lechos de grava, y para la época romana utilizaron restos como la madera utilizada para construir pozos.

Los científicos usaron mediciones de isótopos de carbono y oxígeno para mostrar cuánta agua estaba disponible para los árboles, dando un registro de sequías. Esto mostró que la alta frecuencia de las sequías recientes en Europa no tenía precedentes, incluso en comparación con las sequías históricas graves como la sequía del Renacimiento a principios del siglo XVI.

Las muestras de madera provienen de República Checa y del estado federado de Alemania, Baviera, regiones que según los investigadores, representan las condiciones climáticas alrededor de Europa Central.

Otras Noticias