Asia

La exmandataria de Myanmar, Aung San Suu Kyi podría ser sentenciada a dos años en prisión

El miércoles se registraron varias huelgas y protestas en contra del nuevo gobierno militar en la nación asiática.
miércoles, 3 de febrero de 2021 · 19:47

El golpe de estado en la república asiática de Myanmar del pasado lunes, continúa dando repercusiones que llama la atención del mundo entero, la mayoría de los gobiernos occidentales repudiaron el acto y el miércoles se conocieron los posibles castigos en contra del gobierno saliente.

La policía de la nación, una de las ramas autoras del golpe, indicó el miércoles que la exconsejera del estado del país, Aung San Suu Kyi podría ser sentenciada a dos años de prisión debido a la posesión ilegal de walkie-talkies (radio teléfonos) importados.

Un documento difundido por la estación policial de la capital Naipyidó indicó que los oficiales militares que registraron la residencia de la mandataria habían encontrado estos aparatos tecnológicos que fueron importados ilegalmente y utilizados sin permiso por sus guardaespaldas. 

Efectivos militares en la sede de gobierno de Myanmar.

Los cargos, fueron confirmados por miembros de su partido, la Liga Nacional para la Democracia, los cuales parecen conllevar una pena máxima de prisión de dos años.

Un diario estatal también informó que el nuevo gobierno militar investigará el presunto fraude electoral de los comicios generales del mes de noviembre, (la razón por el golpe) en las que su partido delegado fue fuertemente derrotado por la Liga Nacional para la Democracia.

Por su parte, el presidente destituido, Win Myint, también sería acusado, presuntamente por desobedecer las leyes del coronavirus impuestas en Myanmar, tras haber realizado un mitin presidencial a finales del 2020.

 

MANIFESTACIONES CONTRA EL EJÉRCITO 

Algunos médicos del hospital de Rangún, iniciando su huelga laboral.

El miércoles se vio la primera movilización organizada desde el golpe militar del lunes, donde unos 70 trabajadores sanitarios del departamento de Naipyidó, Rangún y otras localidades iniciaron una huelga laboral, al igual que un grupo de profesores de todo el país.

La Federación de Unión de Estudiantes de Myanmar ha instado a otros trabajadores del gobierno a participar de una huelga que ya cuenta con más de 180.000 personas entre empleados estatales y ciudadanos.

“No detendrán este movimiento hasta que se restablezca el gobierno electo ”, dijo Kyaw, un cirujano del hospital general de Ranjin del Oeste que renunció al hospital gubernamental donde trabajaba. “Estoy molesto por estar separado de los pacientes, pero no me arrepiento, sabiendo que hice todo lo posible para ayudar a combatir la pandemia”, continuó.

 

EL MUNDO DIVIDIDO ENTRE REPUDIAR EL GOLPE Y NO COMENTAR AL RESPECTO

El presidente de Rusia, Vladimir Putin y el logotipo de la cumbre del G7 del 2021 en el Reino Unido. (Fuente: Minuto España)

Los gobiernos del G7 (Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Gran Bretaña y Estados Unidos) emitieron un comunicado en el que condenan el golpe e indica que estaba profundamente preocupado por la suerte de los líderes políticos detenidos.

Sin embargo los gobiernos de Rusia y China bloquearon la realización de un documento de la ONU donde repudiaban el incidente y las naciones de Vietnam, India y Tailandia, decidieron no emitir ningún comunicado en contra de la toma del poder.