Estados Unidos

Escombros de un avión caen del cielo en una zona residencial de Denver, Colorado

Las autoridades reportaron que no hubo víctimas tanto en el avión como en la tierra, se realizará una investigación para conocer el motivo del incidente.
domingo, 21 de febrero de 2021 · 15:39

El sábado la ciudad norteamericana de Denver, ubicada en el estado de Colorado, al centro de Estados Unidos fue sorprendida por unos objetos metálicos que cayeron del cielo, estos pertenecían a un avión Boeing 777 de la aerolínea United Airlines.

Escombros de la aeronave, la mayoría pertenecientes a las turbinas, aparecieron en los jardines de algunas residencias de la localidad de Broomfield, al noroeste de Denver, el avión se encontraba realizando un vuelo desde la ciudad coloradina a Honolulu, Hawái.

Afortunadamente los 231 pasajeros y 10 miembros de la tripulación de dicho viaje no sufrieron lesiones, sin embargo, el avión tuvo que volver al Aeropuerto Internacional de Denver debido a una explosión en una de sus turbinas.

Luego del incidente la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA por sus siglas en inglés) indicó que el Boeing 777 del vuelo 328 de United Airlines había sufrido una falla técnica en su motor derecho.

Una sección del motor del vuelo de United en el jardín de una casa en Broomfield, Denver.

A su vez, la policía local, quien difundió diversas fotografías de los escombros en varias residencias por sus cuentas de redes sociales, indicó que ningún ciudadano reportó daños graves por el incidente, no hubieron víctimas a causa de ello.

Rachel Welte, a portavoz de la policía de Broomfield, manifestó:

Mucha gente (de la ciudad) dijo que escuchó esa explosión realmente fuerte que asustó a mucha gente, y luego empezaron a ver que básicamente pensaban que era un avión cayendo del cielo.

Un automóvil dañado por el impacto de los escombros en el barrio de Broomfield en Denver.

Welte también declaró que hubo informes de algunas casas dañadas, pero se desconoce el alcance de este. Los escombros cayeron por el techo de una casa, pero nadie en el interior resultó herido.

Por razones de seguridad la policía de Broomfield instó a los residentes a no tocar ni mover los escombros. La FAA y la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Denver llevarán a cabo una investigación.

Aún no está claro qué provocó que el motor se incendiara. Las fallas de los motores a reacción no ocurren con frecuencia, pero pueden ser causadas por una parte giratoria, como una pala de turbina, que se rompe y perfora la cubierta exterior. El avión, un Boeing 777-200, fue fabricado hace 26 años.