Pandemia

La polémica decisión del Vaticano para los empleados que no quieran vacunarse

La Santa Sede publicó una normativa en su sitio oficial.
jueves, 18 de febrero de 2021 · 15:18

La vacuna contra el coronavirus es, en la mayoría de los países, optativa. Sin embargo, en el Vaticano establecieron sanciones para los empleados rechacen la aplicación del fármaco.

En consecuencia, es una forma de hacer obligatoria la inyección. Es decir, no van a imponerle a nadie a recibir la dosis pero, en el caso de que no lo hagan, podrían sufrir una penalización.

Campaña de vacunación en el Vaticano.

En tanto, el decreto publicado en el sitio oficial vaticanstate va argumenta que se trata de la “tutela de la salud de los ciudadanos, de los residentes, de los trabajadores y de la comunidad de trabajo”.

De esta manera, según el escrito, las sanciones podrían llegar hasta 1.500 euros y la posibilidad de despido si la decisión de no aplicarse la vacuna no es justificada por motivos de salud.

Giuseppe Bertello, Gobernador del Estado Vaticano.

Asimismo, el decreto firmado por el Gobernador del Estado, el cardenal Giuseppe Bertello, especifica que se “puede alcanzar la interrupción de la relación de trabajo”.

Someterse a la vacunación se considera la toma de una decisión responsable, dado que el rechazo de la vacuna también puede constituir un riesgo para otros.

El Papa Francisco y el Papa emérito Benedicto XVI.

Por otro lado, las sanciones económicas se basan en aquellos que no cumplan con los protocolos sanitados y el respeto por las medidas de cuidado como el uso de mascarilla y el distanciamiento social.

Por último, vale recordar que el Papa Francisco y el Papa emérito Benedicto XVI ya recibieron las dos dosis del fármaco de Pzifer, en el marco de la campaña de vacunación del Vaticano.