Polonia

Polonia: protestas tras la entrada en vigor de la ley contra la interrupción voluntaria del embarazo

Cientos de personas colmaron las calles de Varsovia luego de una controversial medida aprobada en octubre.
jueves, 28 de enero de 2021 · 19:34

En la noche del miércoles entró en efecto la controversial ley en contra de la interrupción voluntaria del embarazo en Polonia, una medida que fue aprobada en octubre del anterior año y provocó manifestaciones masivas en su contra.

La Corte Constitucional de la nación comandada por Mateusz Morawiecki indicó el año pasado que una ley de 1993 que permitía la interrupción voluntaria del embarazo en casos de anomalías fetales graves e irreversibles era inconstitucional.

Algunos protestantes en el centro de Varsovia el jueves.

En 2019, el 98% de las interrupciones del embarazo se realizaron por esos motivos, lo que significa que el fallo prohibió efectivamente la gran mayoría de estas. La medida provocó miles de manifestaciones a lo largo del país, las cuales coincidieron con el pico de la segunda ola del coronavirus y la segunda cuarentena rígida en el territorio. 

Debido a la entrada en vigor de la nueva ley, la cual se demoró más de 3 meses por las protestas en su contra, cientos de habitantes se concentraron en Varsovia y en otras localidades de la nación para demostrar su descontento.

Rafal Trzaskowski, alcalde de Varsovia.

Las manifestaciones fueron convocadas por el movimiento nacional Strajk Kobiet (Huelga de mujeres en polaco) y apoyadas por el alcalde de Varsovia Rafal Trzaskowski, quien pertenece al partido opositor Plataforma Cívica.

Sin embargo estas fueron rechazadas y repudiadas por el gobierno polaco, el cual según medios locales tiene a la iglesia católica y otras instituciones conservadoras como sus principales aliados. Los manifestantes también desobedecieron las restricciones contra el coronavirus vigentes en Polonia.

Manifestantes del movimiento Strajk Kobiet en el centro de Varsovia.

Después de un largo días de protestas en el centro de la capital de la nación, el viernes se espera una nueva manifestación en contra de la entrada en vigor de la medida que varias ONGs y manifestantes la describen como “un acto en contra de los derechos humanos”.

Esther Major, una investigadora de la ONG Amnistía Internacional manifestó al diario inglés "The Guardian":

Hoy es un día terrible para las mujeres y las niñas en Polonia. Este fallo perjudicial hace retroceder los derechos reproductivos de las personas embarazadas y pone en riesgo su salud. Nos solidarizamos con las mujeres y las niñas en Polonia y compartimos su indignación por esta cruel decisión.

Otras Noticias