Reino Unido

Gran Bretaña indica que existe evidencia de que la cepa inglesa del coronavirus es un 30% más letal

La nueva variante de la infección ya se encuentra en más de 60 países alrededor del mundo.
sábado, 23 de enero de 2021 · 02:29

La propagación de las nuevas cepas del coronavirus, especialmente la identificada por primera vez en el Reino Unido, es uno de los mayores desafíos en la lucha contra la infección a nivel global.

El viernes, el primer ministro de Gran Bretaña, Boris Johnson, indicó en una conferencia de prensa que existe evidencia de que la nueva variante, que según la OMS ya se encuentra en más de 60 países, sea un 30% más mortífera que la cepa común.

Ambulancias a las afueras de un hospital en Londres, Inglaterra.

El mandatario de las islas manifestó en una conferencia de prensa desde Londres:

Además de propagarse más rápidamente, ahora también parece que hay alguna evidencia de que la nueva variante, que se identificó por primera vez en Londres y el sureste, puede estar asociada con un mayor grado de mortalidad.

"Es en gran parte por el impacto de esta nueva variante lo que significa que el NHS (Servicio Nacional de Salud del Reino Unido) está bajo una presión tan intensa", indicó Johnson. Gran Bretaña es la nación europea más afectada por la pandemia, en cuanto a casos y decesos totales.

Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido.

La evidencia en la que hacía cuestión el mandatario de las islas está basada en un estudio realizado por científicos del Grupo Asesor de Amenazas de Virus Respiratorios Nuevos y Emergentes (Nervtag), quienes concluyeron que existía una "posibilidad realista" de que el virus se hubiera vuelto más letal, pero esto está lejos de ser seguro.

Otros estudios indican que la nueva variante se propaga entre un 30% y un 70% más rápido que otras, y hay indicios de que es aproximadamente un 30% más mortal. Por ejemplo, en 1.000 personas de 60 años infectadas con la variante anterior, se podría esperar que 10 de ellas fallezcan. Pero esto se eleva a aproximadamente 13 con la nueva variante.

Un cartel en las calles de Londres que indica la situación del virus en el Reino Unido.

La nueva variante se detectó por primera vez en Kent, al sur de las islas en septiembre, pero no fue anunciada por el gobierno local hasta principios de diciembre. Ahora es la forma más común del virus en Inglaterra e Irlanda del Norte.

La nueva cepa ha causado que varias naciones suspendan sus vuelos desde y hacia Gran Bretaña, la última en anunciar la suspensión fue Portugal, la nación que viene contabilizando récords de casos y decesos diarios por la nueva variante casi cada día de la actual semana.