Pandemia

Francia y el Reino Unido imponen nuevos requisitos para el ingreso de ciudadanos extranjeros

Ambas naciones reforzaron sus medidas para disminuir la propagación de las nuevas cepas del coronavirus.
sábado, 16 de enero de 2021 · 03:00

Las apariciones de las nuevas variantes de coronavirus han obligado a diversas naciones europeas a ampliar y reforzar sus medidas en cuanto a los individuos que entren a sus países provenientes de otros.

El viernes, el Reino Unido y Francia indicaron nuevos requisitos para ingresar a sus territorios, debido al alza de casos de las nuevas variantes de la enfermedad que continúan elevándose.

Pasajeros llegando al aeropuerto de Heathrow en Londres.

El gobierno británico informó que a partir del lunes, todas las personas que lleguen a Inglaterra de cualquier otra nación tendrán que cumplir 10 días de confinamiento para así prevenir un crecimiento aún mayor de los casos de las nuevas cepas de la infección.

El viernes el ministro de Transporte del Reino Unido Grant Shapps anunció la medida, un día después de que Inglaterra haya vetado el ingreso de más de ciudadanos de más de una docena de países, en su mayoría sudamericanos, para prevenir la entrada de la nueva cepa de COVID19 proveniente de Brasil.

Grant Shapps, ministro de Transporte del Reino Unido.

“No tenemos casos en este momento de la cepa brasileña, pero este es un enfoque de precaución", manifestó Shapps a la BBC el viernes. "Queremos asegurarnos de hacer todo lo posible para que el lanzamiento de la vacuna pueda continuar y asegurarnos de que no se vea afectado por otras variantes de este virus", continuó.

Por otro lado, Francia es otro país que anunció un nuevo requisito para viajeros que quieran ingresar a su país y es presentar un resultado negativo de una prueba PCR de coronavirus.

Una prueba de antígenos de coronavirus.

La medida entrará en vigor el lunes y solo se aplica a ciudadanos de países que no son parte de la Unión Europea, antes de esta restricción, ciudadanos de cualquier país podían presentar una prueba de antígenos para ingresar a Francia.

Las pruebas rápidas de coronavirus han sido muy utilizadas por los conductores de camiones que transportan mercancías a través del Canal entre Gran Bretaña y Francia a principios de año.