Nutrición

La Unión Europea informa que algunos tipos de gusanos son seguros para comer

La indicación de la Autoridad de Seguridad Alimentaria de la UE podría abrir las puertas a la industria de insectos comestibles en el continente.
miércoles, 13 de enero de 2021 · 18:12

La Autoridad de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea (EFSA)  informó el miércoles que ciertos tipos de gusanos secos son seguros para ser comidos por humanos, tras la primera evaluación de este tipo de insectos.

La aprobación de la agencia de la UE abre la puerta para que se aprueben la venta de gusanos secos en los supermercados alrededor del continente tanto cómo aperitivos como ingredientes en polvo.

El logotipo de la EFSA en su sede en Parma, Italia.

A su vez, también le ofrece a los fabricantes de otros alimentos a base de insectos la esperanza de que sus productos también sean aceptados y vendidos alrededor de Europa.

La conclusión de los científicos de la agencia de la UE, tras una solicitud de la primera empresa francesa de producción de insectos para alimentos, Micronutris, conduzca a la aprobación en unos meses del gusano amarillo como un producto apto para su venta.

Un producto derivado de insectos en un supermercado.

Los componentes principales del insecto son proteínas, grasas y fibra, lo que ofrece una fuente de alimentos potencialmente sostenible y con bajas emisiones de carbono para el futuro. Cuando se seca, se dice que el insecto con forma de gusano sabe parecido al maní.

Ermolaos Ververis, un funcionario científico de la agencia, manifestó: 

Esta primera evaluación de riesgo de la EFSA de un insecto como alimento nuevo puede allanar el camino para la primera aprobación en toda la Unión Europea. Nuestra evaluación de riesgos es un paso decisivo y necesario en la regulación de nuevos alimentos al ayudar a los responsables políticos de la UE a tomar decisiones basadas en la ciencia y garantizar la seguridad de los consumidores.

El equipo científico de la EFSA que aprobó el insecto como alimento.

Para las principales compañías de la industria de los insectos como alimento, el potencial de su alimento rico en proteínas se ha visto frenado por la falta de aprobación en toda el organismo continental. 

La venta de los productos está prohibida en Francia, Alemania, Italia y España, entre otros países miembros de la UE. Sin la aprobación de la EFSA, también se enfrentaron a ser prohibidos en otras partes del continente.