Turquía

Crisis climática: Estambul se podría quedar sin agua en 45 días por una sequia histórica

Varias ciudades de país otomano también están siendo afectadas por la falta de lluvias en los últimos meses.
miércoles, 13 de enero de 2021 · 15:50

Turquía se encuentra transitando una sequía histórica, la escasez de lluvias en los últimos meses ha provocado el agotamiento de agua más grave del país en una década, lo que encendió las alarmas en varias ciudades, incluida la más poblada, Estambul.

De acuerdo a la cámara de ingenieros químicos del país otomano, la megaciudad de Estambul que cuenta con más de 15,5 millones de personas podría quedarse sin agua en 45 días y la capital, Ankara, podría experimentar lo propio en 110 días.

Imagen aérea de la represa de Alibeyköy en Estambul.

Por otro lado, las ciudades de Esmirna y Bursa, las dos otras localidades más grandes de la nación también están luchando, con represas que están llenas en solo un 36% y 24% respectivamente. 

A su vez la sequía también está impactando a las zonas rurales y los sectores productores de trigo y otros alimentos como en las provincias de Konya, al centro del país y la de Edirne, cerca a la frontera con Grecia y Bulgaria.

Un pastor en la represa seca de Alibeyköy.

En sí, la nación otomana es un país con "estrés hídrico", con solo 1.346 metros cúbicos de agua por cápita al año, y ha enfrentado varias sequías desde la década de 1980 debido a una combinación de industrialización, expansión urbana y cambio climático.

Debido a estas alarmas, la doctora Akgun Ilhan, un experto en gestión del agua en el Centro de Políticas de Estambul manifestó:

En lugar de centrarse en medidas para mantener la demanda de agua bajo control, Turquía insiste en ampliar su suministro de agua mediante la construcción de más represas y ha construido cientos de represas en las últimas dos décadas.

Ekrem İmamoğlu, alcalde de Estambul.

El país presidido por Recep Tayyip Erdogan es el único país del G20 aparte de Estados Unidos que aún no ha ratificado el acuerdo climático de París de 2015 y es una de las naciones que prioriza mucho más el crecimiento económico sobre la crisis climática.

Ekrem İmamoğlu, alcalde de Estambul declaró al diario inglés "The Guardian" había asegurado que el enorme sistema de represas Melen abastecería las necesidades de agua de la ciudad sin problemas hasta 2070, sin embargo demoras en la construcción de este proyecto hicieron que no llegue a existir.