Vikingos

Descubrimiento: dónde queda la red de canales navegables milenaria

Investigadores encontraron un pasaje escondido.
sábado, 8 de agosto de 2020 · 16:53

Las civilizaciones antiguas siguen dando mucho material de estudio por las diversas culturas, sociedades, medios de producción, tecnologías y formas de economía, comercio, transporte y navegación que requería cierto nivel de infraestructura para el desplazamiento fluvial.

Por eso, los barcos, por sus características y las de los diferentes territorios, fueron y aún son un medio de transporte por excelencia para el mercado. No hay duda que a través de mares y océanos se conformaron las más importantes rutas marítimas, como la de la Seda. Lo interesante es pensar que este tipo de caudales de aguas necesitaban ciertos parámetros para que pudieran convertirse en caminos acuáticos.

Islas Orcadas.

En este sentido, investigadores hallaron, en Escocia, una ruta que estiman que tiene más de mil años de antigüedad y fue transitada por vikingos.

Como característica, esta red de vías navegables habría sido de gran utilidad por su escasa profundidad, en comparación con otras, y así transportaban sus botes junto con mercancías pesadas.

Antiguo barco vikingo.

Yendo al aspecto geográfico, los especialistas de las universidades de Highlands, Islands, St. Adrews y Gales, aseguraron que la vía fluvial conecta el Atlántico Norte y Scapa Flow, atravesando las Islas Orcadas.

Asimismo, localizaron nombres nórdicos de antaño en el centro de las Orcadas, con un fuerte vínculo con la cultura vinkinga. Entonces, por medios de estos indicios, los expertos continuaron la búsqueda que derivó en el descubrimiento.

¿Qué aportaron los nombres que llamaron la atención? Las connotaciones hacían referencia a lugares marinos o barcos como, por ejemplo, “Warth”, que significa “baliza” (“varða”); o “Greenay”, que se puede traducir como “aguas poco profundas”.

Finalmente, el análisis se complementó entre las denominaciones de los territorios y métodos de investigación novedosos, que pueden llegar permitir especular con nuevos lugares incógnitos para las sociedades modernas.