Unión Europea

La Agencia Europea del Medicamento anunció que sufrió un ataque cibernético

La EMA no indicó las especificaciones del ataque ni quiénes fueron los responsables.
miércoles, 9 de diciembre de 2020 · 17:18

Los ciberataques a diversas entidades y compañías relacionadas a la distribución, aprobación o fabricación de una vacuna contra el coronavirus se vieron más comunes en los últimos días, y el miércoles la Agencia Europea del Medicamento (EMA) denunció uno de estos.

La entidad sanitaria de la Unión Europea ha indicado que abrió una investigación “en cooperación con la policía” tras haber informado ser víctima de un ataque cibernético por hackers no identificados.

La sede de la EMA en Ámsterdam, Países Bajos.

La EMA, basada en Ámsterdam, Países Bajos, se encuentra debatiendo sobre la aprobación de dos inmunizaciones contra el coronavirus, las desarrolladas por Pfizer y BioNTech y la fabricada por la farmacéutica estadounidense Moderna.

En un comunicado la entidad europea indicó:

La EMA ha sido objeto de un ciberataque. La Agencia ha iniciado rápidamente una investigación completa, en estrecha cooperación con las fuerzas del orden y otras entidades pertinentes. La EMA no puede proporcionar detalles adicionales mientras la investigación está en curso.

La vacuna contra el coronavirus de Moderna.

La agencia sanitaria no ha proporcionado información sobre cómo fue afectada por el ataque cibernético o si alguna base de datos ha sido alterada o robada por los atacantes, los cuales tampoco han sido identificados.

De acuerdo a las reglas de la UE, la EMA es la encargada de aprobar todos los fármacos y vacunas para que puedan ser suministradas en los 27 países miembros, sin embargo, cada estado podría introducir otra inmunización de manera temporal, como lo va a ser Hungría con la vacuna rusa, Sputnik V.

Otra de las sedes de la EMA en Países Bajos.

A su vez, la agencia anunció que, hasta ahora, no evaluará las vacunas producidas en China o en Rusia y seguirá con sus investigaciones de las demás inmunizaciones, de las cuáles la mayoría son  producidas en Europa.

De esta manera, la entidad se convirtió en otra institución allegada a un fármaco contra el coronavirus en sufrir un ataque cibernético como lo sucedido con empresas ligadas a la alianza de inmunizaciones GAVI y la farmacéutica británica AstraZeneca a principios de mes.