Estados Unidos

COVID19: la policía de Florida asaltó el domicilio de una científica acusada de manipular datos

La exencargada de manejar la base de datos, Rebekah Jones, fue acusada de un ataque cibernético al departamento de Sanidad.
miércoles, 9 de diciembre de 2020 · 07:00

La policía estatal de Florida en Estados Unidos ha intervenido el domicilio de la científica Rebekah Jones, exencargada de manejar la base de datos de coronavirus en el estado sureño, por presuntamente manipular las cifras.

Durante la interrupción policial, las fuerzas de seguridad confiscaron las computadoras de la científica, quien es acusada por el gobernador de estado, Ron DeSantis de manipular los números de infectados de COVID19 para eliminar las restricciones impuestas.

Rebekah Jones.

Tras el evento, Jones publicó en su cuenta de Twitter, videos de la intromisión de las fuerzas de seguridad y acusó directamente al gobernador republicano de haber ordenado el asalto. El departamento policial de Florida indicó que estaban respondiendo a un ataque del sistema de alerta sanitaria de la región.

Jones fue despedida de sus deberes de manejo de datos de la infección en el estado en mayo, sin embargo continuó creando una base de datos paralela a la del Departamento de Salud en sus redes sociales. 

El gobernador del estado de Florida, Ron DeSantis. 

Después de haber incautado sus pertenencias, el comisario del departamento policial de Florida, Rick Swearingen indicó en un comunicado que habían encontrado un “hack” en su base de datos de la enfermedad, el cual coincide con la dirección de Jones.

Una vez que se publicó la noticia, la científica ha recaudado más de 65.500 dólares (aproximadamente 54.105 euros) para iniciar procesos legales contra la gobernación del estado y nuevos equipos para continuar con su divulgación de datos.

el comisario del departamento policial de Florida, Rick Swearingen

En una entrevista con el canal de televisión local, CNN, Jones negó cualquier acercamiento a un ataque cibernético a la base de datos oficial del estado, declarando que no es una “hacker” ni una “experta tecnológica” para realizar dicha tarea.

Por otro lado el estado de Florida continúa siendo uno de los estados más afectados por la tercera ola de la pandemia que sufre el país, donde en los últimos siete días presenta un promedio de 9.495 casos de coronavirus y 97 fallecimientos.