Europa

La UE propone una Ley Magnitksy de Derechos Humanos como la de EE.UU.

Buscan tener mayor autonomía para poder sancionar y así defender a las víctimas de delitos de DD.HH.
martes, 8 de diciembre de 2020 · 09:55

A pocos días del 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, la Unión Europea aprueba un nuevo régimen de penalizaciones para las personas que hayan cometido crímenes de lesa humanidad.

En este sentido, Bruselas se basó en la Ley Magnitsky de Estados Unidos, que se denomina así en honor a un abogado ruso encarcelado y maltratado hasta su deceso en 2009 por investigar una presunta corrupción.

Josep Borrell, vicepresidente de la Comisión Europea.

Con esta decisión, a partir de ahora la UE podrá sancionar a individuos o entidades sin la necesidad de acatar las reglas punitivas del país implicado en el hecho.

Asimismo, entre las principales aptitudes que tendrá el organismo regional, se destaca el poder congelar las cuentas bancarias e imponer prohibiciones de viajes.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

Por su parte, el activista estadounidense Bill Browder habló con Euronews y analizó este “paso histórico” para el bloque comunitario aunque advirtió que hay procesos burocráticos que dificultan los avances en materia de Derechos Humanos.

Por supuesto que celebramos la decisión porque es un gran hito pero mañana comienza el trabajo de presionar, a sancionar a quienes no cumplen con esto en países como Rusia y China y a asegurarse de que esta ley europea se actualiza para incluir la corrupción.

Serguéi Magnitski, abogado ruso.

Por otro lado, Browder señaló que la necesidad de la unanimidad en la UE “es un verdadero problema” y, además, objetó que la nueva ley basada en el modelo Magnitsky “no incluye la cleptocracia”, que “va de la mano” con los Derechos Humanos.

Finalmente, con gusto a poco para algunos como Browder y visto como un gran paso para otros, la Unión Europea pone en agenda una temática muchas veces olvidada pero que es fundamental para construir sociedades más justas.